- Publicidad -

Aceptémoslo: muchas estamos cansadas de usar base. Toma mucho tiempo aplicarla y generalmente no necesitamos un acabado total para el día a día. ¿La solución? Los hidratantes con color que son más skincare que maquillaje. Sin duda alguna son lo mejor de las dos partes, ya que cuidan y humectan tu piel mientras la corrigen y perfeccionan.

 

DIY:

Publicidad

Si no quieres gastar en un hidratante con color, pero quieres el mismo acabado perfeccionado, mezcla tu crema hidratante con tu base favorita. De esta forma le darás suficiente pigmentación a tu crema para emparejar el tono de tu piel y disimular las imperfecciones sin que tu piel parezca una plasta de base.