Piel grasa fuera de control y las tres razones por las que te pasa

Como que a todas nos está pasando

1148
piel grasa sebo estrés dieta rutina razones hidratacion
Balmain S'18 (Crédito; IMaxTree)
- Publicidad -

A mí me empezó a pasar hace unos meses, mi cara (que normalmente es seca) se volvió súper grasa. Al hablarlo (y llorarlo) con varias amigas, me di cuenta de que todas estábamos igual de frustradas y preguntándonos si era la contaminación, el cambio de temperaturas o alguien nos estaba haciendo vudú. Después de investigar como loca todo sobre la piel grasa, me di cuenta de que hay tres razones principales.

1. Estrés

Aunque no lo creas, la presión emocional aumenta la producción de una hormona llamada cortisol, y uno de sus efectos secundarios es la producción de grasa. También afecta tu sueño, y es importante reiterar que cuando duermes, tu piel se regenera. De ahí la famosa frase de “beauty sleep”. Para desahogarte, puedes hacer ejercicio, yoga, meditar, lo que sea que te sirva, pero quítate el estrés de encima.

View this post on Instagram

Can’t take me anywhere 🦒

A post shared by GEORGIA FOWLER (@georgiafowler) on

Publicidad

2. Dieta

Demasiada azúcar y muy poca agua. Tengas el tipo de piel que tengas, esta combinación de hábitos alimenticios la destruirá. Para evitar los sugar cravings, cambia los dulces por fruta y evita que sea tu primera comida del día ya que esto aumenta los niveles de insulina que inflaman el cuerpo. Lleva contigo una botella de agua (siempre reutilizable) para recordar a hidratarte. Si no te funciona, evita los lácteos y olvídate del alcohol durante unas semanas.

3. Rutina

Una rutina agresiva provoca la sobreproducción de sebo. Imagínatelo como un sistema de pánico en la dermis, que al sentirse seca e irritada, reacciona produciendo muchísima grasa para hidratar y proteger. Para solucionar esto, utiliza limpiadores suaves, olvídate de tallarte con toallas y trata de usar productos muy hidratantes pero ligeros.

ELLE CONSEJO: Si la producción de grasa está tapando tus poros, procura maquillarte menos, lavarte muy bien la cara por las noches y utilizar un exfoliante químico (suave) para evitar las imperfecciones.