5 cosas que nadie me dijo de decolorarme el pelo (y ahora que lo hice, te digo a ti)

Toma nota antes de hacerte el bleach.

1141
Bleach Hair
Foto: Getty
- Publicidad -

Desde celebs como Zayn Malik, Adam Levine o Zac Efron decolorando sus cabelleras, a los más recientes shows de menswear como Versace, en donde los modelos llevaron looks en colores de fantasía, teñirse el pelo se ha convertido en una de las tendencias de belleza masculina más grandes de las últimas temporadas.

Y agradecemos cuando existe un beauty trend que llega a los hombres porque, seamos honestos, desde el man bun no sucede demasiado en la cabeza de los hombres cuando hablamos de pelo.

Publicidad

Desde hace más de un año quise sumarme a la ola pero tenía muchas dudas y miedos sobre hacerlo. No tengo mucho pelo y el que tengo es delgado ¿me iba a quedar calvo después de la decoloración? Estaba apanicado, pero me armé de valor y me di a la tarea de encontrar a la mejor colorista, que para mí fue Daniela López de Cósmico, y no solo resolvió todas mis dudas, me convenció de hacerlo.

Esto es lo que aprendí en 8 horas de decoloración; sí, ocho. (Les dejo el antes y más abajo el después).

#ProudHumans ELLE pride
Jordi Linares Rivas / Foto: Karla Lisker

1. Tu colorista lo es todo

Lo primero que me recomendaron fue: encuentra a alguien de confianza. También es mi primer consejo porque estás poniendo en manos de tu colorista la salud de tu pelo. Es él o ella quién evaluará qué tan sano está, si soportará la decoloración y cómo lograrlo de la forma menos agresiva posible para tu cabellera.

No escatimes, busca un experto. En mi caso, lo hice con Daniela López en Cósmico y además de que en todo momento fue honesta conmigo sobre los resultados que obtendría, cuidó que el proceso sucediera sin que mi pelo se maltratara. Me sentí tranquilo de confiarle mi pelo y créeme, necesitas esa paz cuando haces un cambio de look tan radical.

Bleach
Mi colorista y yo en el proceso (no se burlen de mí)

2. Ten paciencia, toma tiempo

Cuando le digo a las personas que la decoloración me tomó 8 horas se sorprenden. Pero como me lo explicó Daniela, es mejor que el proceso sea gradual y tomarte tu tiempo para no ser demasiado agresivo con el pelo y cuero cabelludo y no causar daños irreparables. Quizá ni siquiera llegues al tono deseado en la primera sesión, pero créeles, es por tu bien. Y desconfía de aquellos que te prometan que quedará en poco tiempo.

#ELLEtip: aquí aplica otra vez el consejo 1, elige bien a tu colorista porque pasarás mucho tiempo con él.

3. Sí, duele

Es normal que el peróxido sobre tu cuero cabelludo arda. No te puedo decir qué tanto porque depende de tu umbral del dolor. También de acuerdo con la sensibilidad de tu piel, en los casos más extremos puede haber enrojecimientos, escamaciones y hasta ámpulas. Yo no tuve ninguna de las anteriores, solo sentí ardor que se me pasó saliendo a tomar aire y con tres respiraciones profundas.

Bleach
En la hora 5, tómalo con paciencia

4. No confíes en Instagram

Puedes llegar con una referencia, pero recuerda que en redes sociales, el manejo de la iluminación y los filtros cambian la percepción de la realidad. Por eso tienes que hablar con tu colorista e ir viendo qué tan cercano quedará a lo que deseas.

Otro consejo que me dio Daniela fue “siempre ten un plan B”. En mi caso, yo quería un blanco puro pero mi pelo era demasiado negro, mi plan B fue un rubio con matices platinados y ahora ya no quiero llegar al blanco, ¡me encanta así!

5. tu pelo cambiará todos los días

Si elegiste un color de fantasía, el color se irá cayendo. Si traías un undercut, el pelo nuevo se irá notando rápidamente. Ahora tienes sobre tu cabeza una sorpresa y conforme el pelo vaya creciendo, las tonalidades irán evolucionando. Aprende a quererlo todos los días y disfrutar todas las etapas antes de tu siguiente retoque.

Bleach
Así quedó. Foto: Ximena Morfín