El día que aprendí (a la mala) a no inventar mascarillas caseras

Experimentar con lo que te pones en la cara puede tornarse feo

1369
día domingo self-care aprendí no inventar mascarillas caseras alergia aguacate plátano samantha sex and the city peeling
Foto: Shutterstock/HBO
- Publicidad -

Para mí, los domingos no son de vacío, son de self-care. Por eso, una vez a la semana me preparo para mi terapia dominical de relajación y skincare, y planeo cuidadosamente qué haré para darme mi merecido beauty moment. La rutina usual incluye cortar, pulir, nutrir e hidratar; pero este domingo en particular se me ocurrió ponerme creativo. Muy mala idea.

En mi “Art Attack” cosmético, se me ocurrió hacer una mascarilla casera con las cosas que tenía a la mano. En el frutero de mi cocina habían unos plátanos y aguacates muy maduros, así que pensé “si no los uso se van a echar a perder”. Tomé uno de cada uno, y los mezclé con un poco de aceite de oliva “para dar consistencia”. Se veía muy bien, ¿no?

día domingo self-care aprendí no inventar mascarillas caseras alergia aguacate plátano
Foto: Shutterstock
Publicidad

Ahora que lo escribo —con la cabeza fría— me voy dando cuenta que era una bomba de grasa, pero en ese momento estaba muy emocionado, y la mezcla tipo guacamole parecía inofensiva, ¡qué equivocado estaba! Procedí a untármela, pero no se pegaba (mala señal), a los 5 minutos me empezó a palpitar la cara, pero solo pensé “¡ay que efectiva está!”.

día domingo self-care aprendí no inventar mascarillas caseras alergia aguacate plátano
Foto: Shutterstock

Pues nada efectiva, al contrario, contraproducente. Me la dejé un momento más, cuando me voy dando cuenta que tenía la cara roja, hinchada y con ronchas. Me la quité rápido, pero era demasiado tarde, ya parecía Samantha de la serie Sex and The City, después de su peeling. Afortunadamente, un baño frío y un antihistamínico solucionaron la alergia.

día domingo self-care aprendí no inventar mascarillas caseras alergia aguacate plátano samantha sex and the city peeling
Foto: HBO, Sex and The City (1998)

Los efectos adversos se desvanecieron rápido, pero no entendía, ¿por qué me pasó esto si no soy alérgico al aguacate, plátano o aceite de oliva? Resulta que me causó alergia la proteína resultante de la combinación de las frutas (esa no te la esperabas) Por eso, la lección que comparto contigo es: NO mezcles cualquier cosa y te lo pongas en la cara.

Lee: Cómo probar nuevos ingredientes en tu rutina sin que tu piel te odie por ello

día domingo self-care aprendí no inventar mascarillas caseras alergia aguacate plátano
Foto: Shutterstock