- Publicidad -

 

Cuando dormimos, nuestra piel puede regenerarse con mayor facilidad. En términos simples; hay varias razones por las que el beauty sleep es tan importante. Pero para que funcione como debe, o aún mejor, necesitamos aplicar los productos correctos durante la noche. Uno de los más importantes es la crema.

¿¡POOOR?!

Publicidad

Porque aunque no tenga la concentración de una ampolleta, o la funcionalidad de un suero, ayuda a hidratar la piel con intensidad y profundidad. Pero eso no es todo, también mejora la producción de colágeno, alisa y suaviza la textura y complexión, restaura la elasticidad y aumenta la circulación de la sangre. Así es, los beneficios son muchos.

¿Cómo seleccionar la crema?

Hazlo a partir de tu tipo de piel. Solo toma en cuenta que no sea demasiado gruesa para evitar que tape los poros. También es importante que sea libre de fragancias y de preferencia hipoalergénica y non-comedogenic.

¿Cuándo aplicarla?

Puedes hacerlo después de tu suero favorito o de simplemente lavarte y/o exfoliarte la cara. Aplica con movimientos circulares y suaves. Evita al máximo aplicarla en el contorno de los ojos, ya que la piel puede ser demasiado sensible a los ingredientes de tu crema. Para esta zona necesitas un producto especializado.

OJO: No utilices tus cremas de noche durante el día, muchas veces contienen ingredientes que reaccionan de forma negativa con los rayos UV y UVA.