Dinos tu tipo de piel y te decimos qué alimento necesitas comer

Porque la alimentación es el 40%

981
piel comida alimentación dieta wellness nutrientes
Elsa Hosk (Crédito; Shitterstock)
- Publicidad -

“Eres lo que comes” es esa frase molesta que algunos te dicen cuando vas en tu quinta dona (o décima bolsita de papas). Yo no lo creía hasta que la gastritis me obligó a cuidar mi alimentación. Uno de los primeros cambios que noté fue en mi cara. Porque, sin darme cuenta, estaba comiendo cosas que mi piel necesitaba. Y aunque ya sabemos que hay ciertos alimentos que ayudan en general, esta vez hablaremos de los que funcionan para los tipos de piel más problemáticos. 

Seca

Una forma más fácil de cuidarte durante el día a día (y el invierno) es a través de los lípidos, omega-3 y antioxidantes. Algunos alimentos ricos en estos son el pescado, los frutos secos, el aguacate, aceite de oliva y el pepino. Este último también tiene sílice que ayuda a fomentar la elasticidad.

Publicidad

Grasa

Aunque los papeles de arroz son buenísimos para disimular este problema, el truco es consumir cosas que controlan la secreción de grasa. Aparte de tomar agua, consume pepino, frutos secos, granos integrales, plátano, lentejas, naranjas, espinaca y aguacate. Procura evitar los carbohidratos refinados, azúcar, lácteos, alcohol y la comida demasiado picante. 

Tendencias acnéicas

Existen ciertos alimentos que aumentan los niveles de azúcar en el cuerpo. Esto resulta en la producción de insulina, que en exceso, fomenta la producción de grasa y aumenta las tendencias a imperfecciones. Algunos alimentos amigables con la dermis son las verduras verdes, el jitomate, los granos integrales, la quinoa, el pescado rico en ácidos grasos, las moras azules y los frutos secos.

Sensible

Cualquier tipo de piel puede presentar sensibilidad, generalmente se vincula con alergias o alimentos que exacerban la irritación. En este caso, lo importante es evitar las comidas con colorantes, mucha sal y azúcar. Al igual que la comida procesada y picante *cries in spanish*.

Mixta y Normal

Si tienes piel mixta, junta los alimentos para piel grasa y la seca. Si tienes piel normal, felicidades, tienes la piel que todas queremos, puedes comer lo que sea de esos alimentos. 

OJO: No se trata de tener una dieta estricta que te hace sufrir todo el día. Se trata a aprender a comer en moderación y balance. Y, un consejo personal, regálate cheat days para no enloquecer.