Este es el tipo de alcohol que debes tomar para no dañar tu piel

Descubre qué tipo de alcohol es mejor para la piel, y sal de fiesta sabiendo exactamente qué tomar para minimizar las consecuencias.

3599
- Publicidad -

Despertar con dolor de cabeza, sed excesiva, náuseas y blackouts mentales… una buena noche de fiesta viene con consecuencias, y tu piel no se escapa de ellas. El alcohol no sólo te deshidrata y te roba nutrientes, sino que, tomado en exceso, contribuye al envejecimiento prematuro, alarga los poros, inflama la piel y la hace opaca, y causa rosacea… prácticamente, todo lo que podría estar mal con tu piel se amplifica con el alcohol.

¿Eso significa que ya no puedes permitirte una noche de excesos? No –aunque tu cuerpo lo agradecería infinitamente–, pero sí debes aprender a beber de manera inteligente. La regla general es esta: mientras más claro sea el alcohol, menos dañino será para tu piel. Pero incluso dentro de las bebidas sin color hay ganadores. Todo depende del tipo de piel que tengas. Estos factores te ayudarán a considerar la bebida más sana para ti.

Vino blanco

Publicidad

Desde hace unos años esta bebida ha retomado su lugar en el mundo de quienes buscan una bebida ligera. Sin embargo, tenemos malas noticias: aunque es mejor que, digamos, un trago con whisky, los vinos tienen sulfitos, que en el mundo enológico se traducen a protección al vino contra la putrefacción (y por lo tanto, la bebida mejora con el tiempo), pero en tu piel lo único que aportan es irritación y un rosácea que dudamos mucho que quieras en tu piel.

Si vas a tomar vino blanco, que no sea más de una copa, y toma un vaso de agua entre cada trago para evitar ponerte roja.

Vodka

Este destilado es pésimo para mantener la compostura pero una de las mejores opciones para cuidar tu piel. Según la famosa esteticista Angela Caglia –encargada de dejar impecable la piel de celebrities como Helena Christensen, Garance Doré y Minnie Driver–, si quieres dejarte ir, tu mejor opción es tomar vodka derecho. Los jugos y mezclas suelen tener niveles altos de azúcar, y eso se traduce a justamente la cara que no quieres tener al despertar.

Cerveza

Así estés tomando la cerveza artesanal más exclusiva del planeta, esta no es la bebida ideal, pero tampoco la peor. La cerveza tiene azúcar y sal, así que inflama la piel. Sin embargo, tomarte dos o tres no representa gran riesgo. Si tu piel tiende a la rosacea o al acné, esta es una de tus opciones más convenientes.

Gin

Un gin de buena calidad –es decir, algo nivel Bombay Sapphire, The Botanist o Monkey 47– tiene muy poca sal y azúcar, por lo que es buena opción, siempre y cuando te moderes. Como regla, mientras más sal y azúcar tenga un destilado, más te inflama. 

Champaña

Quizá debas reconsiderar tu brunch con mimosas. Sí, la champaña es clara, pero tiene una cantidad de azúcar elevada, y eso, además de dañar las células, provoca acné. Pero el verdadero problema –aquí también entra el prosecco– es que es una bebida muy fácil de tomar, así que es fácil excederse, y esto –obviamente– contribuye a la deshidratación y envejecimiento prematuro.

Tequila

Aquí aplica lo mismo que con la ginebra. Un tequila premium no debe tener ningún ingrediente que te ponga roja o que te inflame, así que es una buena opción. El tema de la calidad es muy importante. Tomemos en cuenta que un tequila, para considerarse tal cosa, debe tener 51% agave, y lo demás sólo son azúcares. Una vez que elijas tu tequila, el truco es tomarlo solo, pues una vez que lo mezclas con cualquier cosa, le añades todo lo que tu piel no necesita.

Mezcal

Si tuviéramos que elegir un ganador indiscutible, sería el mezcal. A diferencia del tequila, este destilado, para poder considerarse mezcal, debe tener 80% agave. Así, se convierte en la bebida más pura disponible en el mercado, y en la opción más fácil para que tu piel no sufra. Como en los puntos anteriores, esto sólo aplica cuando no mezclas con jugos, jarabes y otros destilados de menor pureza.