- Publicidad -

Cuidas tu piel durante todo el año para que luzca bien, pero te subes al avión para ir de vacaciones o a un viaje de trabajo, y tu piel llega seca y sin brillo. ¡Que injusticia! ¿No?

La realidad es que el aire de la cabina de un avión puede causar estragos en su piel. Solo piénsalo: estás a 30,000 pies de altura y de acuerdo a los reportes del World Health Organization  el aire presurizado de la cabina tiene apenas un 20% de humedad. Como consecuencia la piel sufre y se seca: La deshidratación producida en el avión puede afectar a personas con cualquier tipo de piel, incluyendo quienes tienen complexión grasa ya que se pierde humedad en la capa superior de la piel. Esto puede causar molestias tales como tensión, sequedad y picazón, así como descamación y sensibilidad. Debemos ayudar a la piel a reemplazar la humedad y crear una barrera para que la piel se mantenga hidratada.” nos explicó la esteticista neoyorquina, y creadora de 23 Skin, Shiri Sarfati. Además, ten en cuenta que si eres un viajero frecuente los efectos acumulativos de la sequedad excesiva pueden causar envejecimiento prematuro.

Publicidad

Es de suma importancia tener una rutina de cuidados para poner en acción durante el vuelo. Asegúrate de mantener tu piel hidratada durante todo el viaje con productos humectantes y pon especial atención a la delicada piel de los labios y el contorno de los ojos. La baja humedad de la cabina combinada con la baja movilidad puede causar retención de líquido e hincharnos, especialmente los pies, las piernas y el rostro. Prueba utilizando productos antinflamatorios y que contnegan antioxidantes en su fórmula como lo es el árnica.” agregó Shiri Sarfati. A la hora de armar tu kit para llevar en el equipaje de mano ten muy en cuenta las regulaciones de los aeropuertos y las aerolíneas en las cuales viajarás en cuanto a los límites de líquidos y geles que puedes llevar contigo en la cabina.

Por último, si eres de esas personas a quienes se les brota la cara luego de viajar y no tienes idea cual es la razón por la cual esto pasa, le pedimos a nuestra esteticista experta que nos lo explique. Nos contó que cuando la piel se seca las glándulas sebáceas comienzan a trabajar más rápido para compensar la falta de humedad. Si la piel ya estaba grasosa, entonces el exceso de sebo producido por las condiciones del vuelo puede causar imperfecciones y desgarros. Es por este motivo que es ideal mantener la piel limpia y libre de maquillaje durante el vuelo (o al menos quítate el maquillaje una vez subes a bordo).