13 cosas que empiezan a suceder cuando usas lipstick

1275

Empezar a usar lipstick full-time es realmente un trabajo de tiempo completo. Entre que si se borra con tu café mañanero, si se corrió a la hora de la comida, tener que estarlo re-aplicando, etc., estas son solo algunas de las cosas que comprueban que con un arma tan poderosa, vienen responsabilidades importantes.

¿Por qué poderosa? Pues porque es el mejor invento del planeta, obvio. Un color de labios súper bold no solo tiene la capacidad de transformar tu look completamente, también es una gran herramienta para hacerte sentir como que puedes con todo. Pero no sólo eso, ¿quieres saber qué también cambia cuando comienzas a usarlo religiosamente? Nosotros te lo decimos:

Publicidad

1. Exfolias e hidratas tus labios todas las noches. A nadie le gusta el lipstick craquelado.

2. En los días que no lo usas, las personas te preguntan si te sientes mal o estás enferma.

3. El nivel de seguridad en ti misma se va por los cielos.

4. Equilibra y aplicas el maquillaje de ojos con moderación.

5. Te conviertes en el centro de atención.

6. Nunca sales de tu casa sin tu tono predilecto en la bolsa.

7. Y cuando lo olvidas, te quieres morir.

8. Comienzas a combinar tu outfit con tu color de labios.

9. El lipstick deja de ser solo lipstick y se abre un mundo de posibilidades: acabado mate, gloss, ombré, glitter, nacarado, crema, lápiz, líquido, duración, pigmentación…

10. Tienes el mismo tono en 20 diferentes variaciones y marcas. No hay tal cosa como suficientes lipsticks rojos.

11. Notas el lipstick que usan otras personas y les preguntas qué tono y marca es el que llevan puesto.

12. Te vuelves súper consiente de lo que comes y tomas.

13. Tus amigas empiezan a decirte cosas como: “Ojalá me atreviera a utilizar un color así”.

¿Te sentiste identificada? Cualquier parecido a la realidad es mera coincidencia.

via GIPHY