Cómo saber si es momento de parar en el gym

653

Hay veces que las señales que nosotros tomamos como buenas, después de ejercitarnos, resultan ser en realidad un grito de ayuda de nuestro cuerpo. El esforzarse es bueno, y también intentar ir más allá de nuestros límites, pero la verdad es que…hay límites.

Lo importante aquí es escuchar a tu cuerpo, si no, de lo contrario podrías terminar haciéndole más daño que bien, perdiendo masa muscular, promoviendo el aumento de grasa, o peor, lastimándote de por vida. Pero, ¿cómo saberlo? Mantente atenta de estas advertencias:

Publicidad

#1 Te duelen las articulaciones
Mientras el dolor moderado en los músculos es normal, en las articulaciones no tanto (es más, para nada). Si llegas a sentirlo, deja todo lo que estás haciendo de manera inmediata y espera unos días antes de volver al gym, o por lo menos hasta que deje de doler. También, enfócate en hacer los ejercicios correctamente. Cuando se trata de ejercitarte, la calidad siempre es más importante que la cantidad.

#2 Te duele todo, todo el tiempo
Como mencionamos anteriormente, el dolor muscular después de hacer ejercicio cuando lo dejaste por un periodo de tiempo, o usas un músculo que nunca habías utilizado anteriormente, es normal. Sin embargo, no si dura más de tres días. Así que si llevas semanas o meses haciendo la misma rutina, y sigues sintiendo dolor, algo anda mal. Descansa y usa un foam roller para dar masaje.

#3 Tu desempeño no mejora
De hecho, sientes que empeora. Si ves que no puedes correr igual de rápido o cargar la misma o más cantidad de peso que hace dos semanas, entonces es momento de reconsiderar. Es importante saber que la razón podría ser que estás trabajando demasiado. Aquí lo mejor que puedes hacer es bajarle a tu ritmo y volver a aumentarlo poco a poco.