5 razones para ponerle chía a todo (en serio, a todo)

6390
Archana’s Kitchen

#1 Están llenas de antioxidantes
Esto significa muchas cosas buenas, ya que ayudan a tus células a defenderse de los radicales libres, esos estresores externos que hacen que nuestro cuerpo y piel envejezca prematuramente. Agrégalas a tus ensaladas, desayunos, smoothies, etc., y obtén un boost de antioxidantes tres veces más fuerte que el que contienen las moras azules.

#2 Te ayudan a perder peso
¡Bye grasa abdominal! El gran contenido de fibra y proteína en la chía te ayuda a mantenerte satisfecha más tiempo, a eliminar toxinas y promover el aumento de masa muscular, así como brindarle a tu cuerpo muchos nutrientes necesarios para mantenerte sana y en forma.

Publicidad

#3 Son un buen anti-estresante
Las semillas de chía son súper ricas en magnesio, un nutriente que puede mantener los niveles de cortisol, la hormona del estrés, bajos. Así mismo, combate los dolores de cabeza y la fatiga, ya que estos están relacionados con falta de magnesio.

#4 Tienen más calcio que la leche
Dejemos la leche para los niños (que muchos incluso son intolerantes desde bebés). El calcio es súper necesario para obtener huesos y dientes fuertes. Una porción de chía al día tiene casi el 20% de la cantidad recomendada al día, excelente para aquellos que no consumen lácteos.

#5 Combaten la inflamación
La chía tiene potasio y ácidos grasos omega 3 que ayudan a reducir la hinchazón abdominal y hasta la de la cara. ¿Comiste sushi o algo irritante ayer en la noche? Contrarresta los efectos con esta poderosa superfood.