5 razones por las que nos obsesiona la manteca de karité

586
- Publicidad -

No muchos años atrás, comenzamos a ver el surgimiento de un ingrediente clave en los productos de belleza que las marcas crean día con día y con buena razón. La manteca de karité se ha convertido en un aliado para la industria de la belleza por sus multiples beneficios, permitiéndoles brindarle a los clientes una solución casi instantánea a ciertos problemas de la piel y pelo, haciendo que ellos también la amen.

Para empezar, la manteca de karité es una grasa extraída de la nuez del árbol de karité, el cual es de origen africano. Sus propiedades hidratantes y suavizantes son increíbles, además de que contienen muchos nutrientes esenciales para la piel y el pelo.

Publicidad

Pero dejemos a un lado toda esa terminología aburrida y descubramos realmente por qué este ingrediente se merece cada pedazo de nuestro corazón. Te damos 5 razones:

#1 Es rico en nutrientes y vitaminas
La manteca de karité tiene vitaminas E, A y F, así como ácidos grasos esenciales para mantener un piel suave, hermosa y humectada, evitando que la humedad natural de tu piel se evapore rápidamente y por lo tanto, no se reseque. Puedes hasta tratar y prevenir estrías con ella.

Lo mejor es que, gracias a que se ha vuelto tan popular, puedes obtener sus beneficios a través de diversos productos como cremas corporales, limpiadores y exfoliantes. La línea Coco Shea de Bath & Body Works contiene manteca de karité y cacao, la combinación maestra para hasta 24 horas de hidratación y nutrición.

Beneficios-manteca-karite-bathandbodyworks

#2 Funciona perfecto como un bálsamo para labios
Como mencionamos anteriormente, impide que la piel se reseque, al mismo tiempo que la repara y nutre. Los labios son súper delicados y necesitan de hidratación para mantenerse saludables y cómodos. Un poco de manteca de karité te ayudará a lograrlo.

#3 Es anti-edad
Combate las arrugas, líneas de expresión y líneas finas utilizando un producto que contenga esta manteca, la cual tienen ácidos grasos que se absorben fácilmente a través de las capas profundas de la piel, promoviendo la producción de colágeno. El sol y la deshidratación son las causas principales del envejecimiento, dos cosas de las cuales este ingrediente te protege.

#4 Ayuda a contrarrestar inflamación
El ácido cinámico y cinamato de lupeol, son dos compuestos conocidos por su capacidad por reducir inflamaciones en al piel y adivina qué: la manteca de karité contiene ambos. Aplicarlo sobre el contorno de ojos, en áreas afectadas por rosácea o dematitis, quemaduras, e incluso sobre el acné, puede ayudar a sanar, reconfortar y desinflamar.

#5 Repara e hidrata el pelo dañado
Y último, pero menos importante, este ingrediente es ideal para hidratar las melenas ultra resecas y/o dañadas, al mismo tiempo que las fortalece, suaviza, controla el frizz y protege del sol, un aspecto que no mucha gente considera importante para su pelo. La manteca de karité tiene un FPS natural de 6.