5 hábitos nocturnos que están arruinando tu piel y tu pelo

843
- Publicidad -

Absolutamente todos sabemos que existe una gran cantidad de ‘no-no’s que debemos evitar al momento de cuidar la piel de nuestro rostro; por ejemplo, no tocar tu cara con las manos sucias, no exprimir tus granitos o incluso no irte a dormir sin desmaquillarte y lavarte la cara. Sin embargo, existen algunos otros hábitos a los que no prestamos suficiente atención, e incluso parecen inofensivos, pero que a largo plazo y disimuladamente pueden ser la razón por la que, a pesar de nuestros esfuerzos, todavía no tenemos la piel de porcelana de nuestros sueños.

Revisa de inicio a fin tu rutina nocturna de belleza, y replantea tus hábitos diarios para finalmente dejar atrás estos cinco errores de beauty y conseguir la piel más linda y saludable que jamás hayas tenido.

Publicidad

 

  1. Lavas tu cara solamente con un jabón a base de agua.

¡Cómo nos gustaría que, como Pimpón, agua y jabón fueran suficientes para dejar la piel de nuestro rostro limpia y purificada! Sin embargo, la realidad es que los contaminantes, maquillaje y sudor con los que llegamos a casa después de un largo día no son tan fácilmente removidos. Por eso es que te recomendamos que sigas la técnica coreana del ‘double cleansing’ y primero elimines todos estos agentes con un limpiador oil-based; mismo que se encargará de disolver no solamente restos de maquillaje de tu piel, sino también aceites y suciedad.

Termina tu proceso de limpieza con tu limpiador a base de agua preferido, y solamente así lograrás una piel que recibirá mucho mejor los productos y tratamientos que aplicarás a continuación.

k-beauty-double-cleansing-products

 

2. Estás durmiendo mal.

Por muy extraño que suene sí existe una manera “correcta” de dormir… al menos si quieres evitar sufrir de arrugas y envejecimiento prematuro. Y es que cuando duermes sobre tu estómago o de lado, tu piel -tanto de la cara, como de tu cuello y pecho- se estruja. Y a pesar de que puede parecer que por la mañana estas arrugas temporales se han ido, la realidad es que a largo plazo éstas se marcarán permanentemente en tu piel. Así que lo mejor es que siempre trates de dormir sobre tu espalda y utilizando una funda de almohada de seda; misma que, además de ayudar con el asunto de las arrugas, también mantendrá tu melena en su lugar, y ayudará a mantener la hidratación natural de tu piel y pelo.

 

3.Estás aplicando productos en tu pelo antes de ir a la cama.

No estamos diciendo que aplicar tu mascarilla hidratante favorita antes de dormir esté mal; lo que sí es verdad es que muy probablemente los ingredientes que ésta contiene no son los óptimos para tener en tu cara, ¿cierto? Por eso es que expertos recomiendan dormir con nuestras adoradas melenas envueltas en una mascada de seda, ya que así no solamente lograremos evitar despertar con el pelo hecho un nido de pájaros, sino que también estaremos liberando a nuestra piel del rostro de cualquier tipo de contaminación que nos pueda provocar poros obstruidos y hasta acné.

34b455bd4f18432cb7a0ea4c314020ab--short-girl-hairstyles-braided-hairstyles

 

4.Estás aplicando los mismos productos que utilizas durante el día.

Sabemos que puede parecer lo más conveniente y lógico utilizar los mismos productos que aplicas en el día durante la noche; pero desafortunadamente, no es así. Durante la noche es el momento en el que nuestras células se encargan de repararse y regenerarse, por lo que lo más recomendable es que utilices productos que ayuden a mejorar este proceso.

Puede ser que los productos comercializados “para noche” te parezcan una estafa; pero la realidad es que, mientras confirmes que contengan ingredientes como ácido glicólico, ácido láctico, AHA y BHAs, así como ácido hialurónico, vitamina E, jojoba, retinol y antioxidantes, invertir en una crema, sérum y tratamientos formulados para este momento del día es una excelente opción.

nighttime-beauty-main

 

5. Duermes con el aire acondicionado o calefacción a todo lo que da

Entendemos que para lograr un descanso adecuado es necesario mantener cierta temperatura en tu cuarto. Y aunque lamentamos ser portadoras de malas noticias, la realidad es que ya sea el calentador, o el aire acondicionado, ambos son culpables de resecar al extremo tu piel durante la noche. Por eso es que te recomendamos que, en la medida de lo posible, evites dormir con cualquiera de estos dos artefactos; o si de plano no lo puedes evitar, al menos utilices un humidificador para mantener a tu piel lo más hidratada posible.