La “cruda sexual” puede tener impactos positivos según la ciencia

1298
- Publicidad -

Por: Jonathan Saldaña

¡Oh no! ¿Qué hice ayer? Si en un par de ocasiones has despertado con esta idea en la mente, tal vez has experimentado resaca sexual. Este término se refiere directamente al arrepentimiento relacionado con alguna práctica sexual. Bien puede ser por algo consumado o por una acción que no sucedió. Y no, no es una invención nuestra: los científicos tienen algunos datos al respecto.

Publicidad

Cuando a un grupo de adultos participantes de un estudio realizado en Estados Unidos, se les cuestionó sobre episodios de su vida que lamentaban, la mayoría se relacionaban con el “romance” en general y de forma particular con el sexo. La investigación Sexual Regret: Evidence for Evolved Sex Differences, liderado por el psicólogo Andrew Galperin, intenta poner claridad en cómo impacta este sentimiento de culpa o arrepentimiento en la vida de los individuos.

“Lamentar un evento reciente, puede motivar a acciones correctivas a raíz del arrepentimiento”, señala la investigación. En otras palabras: evitar tropezar con la misma piedra. Los apuntes del estudio ejemplifican, si en una ocasión se omitió el uso de preservativos y se activa un sentimiento de arrepentimiento, en futuras ocasiones se anticipará con mayor énfasis su uso.

Los análisis de este grupo de científicos también identificaron diferencias en el estado de arrepentimiento respecto al género, en los que hacer y no hacer marcaban la discrepancia. Las mujeres lamentan situaciones relacionadas con perder la virginidad con la persona incorrecta, ser infiel a su pareja actual y haber tenido sexo en las primeras citas; por el contrario, a los hombres les causa pesar no haber tenido contacto sexual con una conquista, no haber aprovechado lo suficiente su juventud y no haber sido más intensos en la soltería.

Los hallazgos de esta exploración en la conducta sexual, determinan que el arrepentimiento sexual está directamente ligado a los costos y compromisos sociales implantados culturalmente. Pero hay algo positivo y que puede tener beneficios importantes: la cruda sexual, “mejora las decisiones sexuales futuras en una situación similar.”