DIY: El aceite corporal que elevará tus sentidos

136
- Publicidad -

Los aceites corporales son increíbles, son la descripción perfecta de la palabra multi-usos: pues puedes usarlos de pies a cabeza (pelo, cutículas, como humectante, para rasurarte, en la tina para relajarte e incluso para resaltar tu bronceado). Es prácticamente comida para tu cuerpo.

Sus beneficios principales son:

Hidratación: ayudan a atrapar la humedad dentro de tu piel. Están llenos de ácidos grasos que mejorarán su elasticidad y la dejarán más suave.
Nutrición: los aceites prensados en frío o vírgenes, aportan moléculas esenciales para construir una piel más saludable.

Publicidad

¿Y qué mejor que cuando logras crear uno tu misma sin tener que gastar demasiado y huele tan delicioso que en lo único que puedes pensar es en el verano? Exacto, pocas cosas le ganan a eso. Así que te compartimos una receta que será deliciosa para tu piel y para tus sentidos, la cual contiene aceites esenciales que le brindan muchas cosas buenas a tu piel, para conocer cuáles checa esto.

Necesitarás:

– 50 ml de aceite vegetal prensado en frío (puede ser de coco, almendras dulces, oliva o de semilla de uva).
– 10 gotas de aceite esencial de geranio (excelente para relajar y estimular).
– 5 gotas de aceite esencial de bergamota (refrescante).
– 1 cucharadita de pétalos de rosa secos.
– 1 cucharadita de lemongrass seco (hierba de limón o citronela).
– Una botella de cristal oscuro con tapa, puede ser un dispensador de jabón o un mason jar (esto evitará que la mezcla se oxide y no se degrade tan rápido por la luz).

BodyOilfoto

Instrucciones:

1. En la botella de cristal, pon todas tus hierbas secas (rosas y lemongrass).
2. Agrega los aceites esenciales.
3. Vierte el aceite vegetal.
4. Tapa tu recipiente y agítalo ligeramente entre tus manos en un movimiento de rollo.
5. Déjalo reposar por lo menos 24 horas antes de usar.

¡Es así de fácil! El aceite se pondrá mejor con el tiempo, ya que las hierbas liberarán su aroma gradualmente, haciendo que huela aún mejor con el paso de los días.