Así es como deberías de estar aplicando tu base si tienes piel grasa

1706
- Publicidad -

Sabemos lo difícil que puede ser aplicar maquillaje sobre una piel grasosa y lograr que dure. No importa la formula que uses, ni cuanto polvo utilices para sellar, de alguna u otra forma el sebo logra resurgir. Pero, ¿alguna vez has pensado que tal vez la respuesta esté en lo que hacemos antes de maquillarnos?

Así es, no es tu base ultra matificante la que no está funcionando, si no tu técnica de preparación de cara. Por esta razón, te compartimos los mejores trucos que hemos puesto a prueba, y que han funcionado, para conseguir un makeup que aguante las características de este tipo de piel.

Publicidad

#1 Siempre limpia tu cara antes de aplicar
Es importante tener una rutina de cuidado de la piel apta para tus necesidades. Limpiar con una herramienta como Luna o el Clarisonic Mia te ayudará a comenzar con un lienzo listo para el siguiente paso.

#2 No olvides hidratar
La regla de oro para un maquillaje duradero es utilizar un humectante libre de aceites. Puedes incluso escoger alguno con un beneficio agregado como difuminar poros y líneas finas.

#3 Tu base debe de ser mate y debes aplicarla:
Con una brocha punteada (stipple brush). Las caras grasas tienden a absorber la base de manera diferente en zonas más brillosas. En esas áreas, es mejor usar menos producto y construir la cobertura con un polvo.

#4 Usa polvos mate
Tu mejor aliado será el traslúcido. Evita aquellos que prometen iluminar el rostro, ya que esas fórmulas pueden ser tus peores enemigas.

#5 Re-aplica tu primer al final
Este es un truco personal. Sácale aún más provecho a tu primer y vuelve a usarlo sobre la zona T para borrar cualquier rastro de sebo y brillo.