Consigue una piel radiante en frío con este truco

110
- Publicidad -

¿Alguna vez han estado afuera en temperaturas bajo cero y notado en tu piel algo más que un frío horrible? Tal vez te hayas dado cuenta que su piel está más suave y lozana que nunca. Lo que sucede aquí es que las bajas temperaturas mejoran la circulación de la piel. Los vasos sanguíneos se contraen (reduce la inflamación) y como resultado el cuerpo le envía más sangre para compensar, haciendo que el tamaño de los poros disminuya y la cara se vea más radiante.

Sabemos que el frío es sólo temporal, pero afortunadamente hay una manera en la que podemos replicar su efecto: haciendo un facial con hielo. Este truco es 100% gratis y tiene muy buenos resultados. El pasarse un hielo por toda la cara hace que los poros se hagan más pequeños, desinflama ojos, previene líneas de expresión, ayuda a controlar imperfecciones e irritación, y hace que la piel se vea saludable. Kate Moss lo avala.

Publicidad

¿Cuál es la manera más fácil de usarlo?

Necesitarás:

– 1 cubo de hielo (puntos extras si haces tus hielos con té verde)
– Un pañuelo
– Una toalla

Método de aplicación
1. Comienza con una piel limpia
2. Envuelve el hielo en el pañuelo y pásalo por toda tu cara en movimientos circulares hasta que se derrita y tu piel se sienta adormecida. Evita el contorno de ojos. También puedes usar el hielo directamente.
3. Sostén la toalla bajo tu barbilla para que el agua caiga sobre ella al derretirse.
4. Seca tu cara dando palmaditas.

Bonus:
Los faciales con hielo pueden reemplazar tu tónico e incluso tu primer. Úsalo antes de tu maquillaje para una aplicación sin esfuerzo.