4 sencillos tips para reducir la inflamación post-vacaciones

165
Female Abdomen with UGH! written on it
- Publicidad -

La inflamación es la respuesta inmediata de nuestro cuerpo a una lesión. Básicamente, se prepara para combatir cualquier bacteria o agresor externo. A veces el daño puede ser interno y afectar nuestro tracto digestivo, como cuando ingerimos cosas irritantes y alcohol.

También existen otros factores que agravan el problema: la retención de líquidos, el humo del tabaco y la contaminación. Así que no es sorpresa que el regalo más grande que nos da diciembre es un cuerpo hinchado.

Publicidad

No te sientas mal, la mayoría comemos de más durante las vacaciones, pero es importante que cambies tu alimentación lo antes posible porque entre más llenes tu cuerpo de cosas irritantes, más probable será que la inflamación se vuelva crónica.

Comienza a cumplir tus propósitos de año nuevo con estos 4 tips:

#1 Los vegetales y las frutas son tus mejores aliados

Corre al súper y llena tu refrigerador de estos alimentos, los cuales tienen mucha agua y por lo tanto, te mantendrán hidratada y ‘limpiarán’ las toxinas de tu cuerpo. Así mismo, su alto contenido en fibra hará que tu tracto digestivo se ponga las pilas para eliminar los desperdicios que hacen que tu vientre se vea abultado. Te recomendamos los vegetales verdes, el betabel, la sandía, el tomate, el camote y las moras.

frutasyvegetales2

#2 Agua caliente con limón

Probablemente hayas escuchado de este truco y sus poderes de desintoxicación. El limón es diurético, antibacteriano, alcaliniza tu cuerpo y calma antojos. Contiene potasio, el cual contrarresta los efectos del sodio.

Hierve agua, agrega la mitad de un limón y tómalo a primera hora en la mañana. Para mejores resultados, acompáñalo de mínimo 15 minutos de cardio, esto hará que elimines el exceso de sal a través del sudor.

#3 Dile sí a las bacterias

Nuestro tracto digestivo es la casa de trillones de bacterias que lo ayudan a digerir mejor los alimentos. Promueve sus efectos positivos alimentándolas con vegetales llenos de fibra, arroz integral y comidas fermentadas como el kimchi y el yogurt.

También, puedes ingerirlas a través de suplementos alimenticios. Sobre todo si estuviste tomando antibióticos, ya que estos destruyen la flora intestinal. Búscalos como probióticos y tómalos de preferencia en ayunas.

probiotics

#4 Bájale a la sal

Muchas veces, nuestras papilas gustativas nos hacen abusar del salero. Haz el esfuerzo de dejarlo guardado y ponle menos sal a la comida. Este condimento retiene líquidos, lo cual hará que no sólo se inflame tu vientre, si no también tu cara, ojos y piernas.

Cuando vayas a la tienda, lee las etiquetas y busca alimentos libres o bajos en sodio, o aquellos que contienen menos de 500 mg por porción, ya que no deberías de ingerir más de 1,500 a 2,300 mg al día.