Tips para cuidar tu piel este invierno

157
- Publicidad -

Sabemos muy bien que durante el invierno nuestra piel – sin importar si es seca, grasa o mixta- sufre de cambios y problemas que no solamente la hacen lucir sin vida y reseca, sino que también pueden traer a la larga problemas más severos; por eso es que te compartimos nuestra guía rápida de consejos sencillos para que aprendas a realizar los cambios necesarios en tu rutina de belleza para mantener tu piel luciendo radiante, hidratada y muy fresca, así como sintiéndose sana y linda.

Limpia.

Publicidad

Siempre, independientemente de en qué temporada te encuentres, limpiar tu piel será el primer paso y uno de los más esenciales. No obstante, durante esta difícil época para el órgano más grande de tu cuerpo, te recomendamos que lo hagas con un limpiador súper suave que no elimine a tu piel de su capa de hidratación natural y que no haga espuma. Combínalo con agua tibia, jamás caliente.

Humecta.

Sabemos que éste parece el paso más obvio; sin embargo, y aunque no lo creas, es posible que te encuentres hidratando tu piel de una manera errónea. Durante el otoño, y especialmente el invierno, te recomendamos que optes por cremas más pesadas o con mejores agentes hidratantes y que se encarguen de mantener “encapsulada” la humectación en donde se debe quedar: tu piel.

Eso sí, no permitas que pase mucho tiempo entre la limpieza y la hidratación; de hecho, te recomendamos que apliques tus cremas cuando tu piel se encuentre aún húmeda para atrapar ese extra de humectación que no le viene mal absolutamente a nadie.

Opta por hidratantes y cremas que contengan ingredientes como Ácido hialurónico, manteca de karité o ceramidas, para obtener los mejores resultados.

Protégete.

Usar bloqueador, incluso durante los meses más nublados del año, es un must. El hecho de que no puedas ver los rayos UVA a través de la ventana o las nubes no quiere decir que no estén allí; razón por la que quieras o no, es imprescindible que siempre te encuentres usando un bloqueador ligero si quieres evitar envejecimiento prematuro, daños irreversibles a tu piel e incluso enfermedades más serias como el cáncer.

TATCHA-SILKEN-Pore-Perfecting-Sunscreen-SPF35
Tatcha Silken Pore Perfecting Sunscreen SPF35

 

Tápate.

Cubrir tu piel del aire seco y helado del invierno es una de las maneras más sencillas de cuidarla de la inevitable resequedad invernal. Lleva guantes, gorrito, lentes de sol y una bufanda o mascada, que te sirvan para cubrir a tu piel de las inclemencias del tiempo y que te ayuden a crear una barrera que proteja los hidratantes naturales de tu piel, y los que acabas de aplicar.

Re-hidrata.

Tal vez el siguiente te parezca un paso completamente innecesario y exagerado; sin embargo, es uno que de ser incluido en tu rutina diaria de belleza marcará un cambio notable en tu complexión: duerme cada noche con un humidificador en tu cuarto.

Éste es perfecto para rehidratar tu piel cuando más lo necesita y durante su proceso regenerativo; todo, para que despiertes con la piel de ensueño con la que siempre soñaste.

Repara.

Con los vientos pegando a altas velocidades y muy bajas temperaturas, estamos seguras de que no te salvarás de las molestas mejillas y nariz enrojecidas, así que te recomendamos que apliques en las áreas afectadas una crema o loción calmantes que ayuden a combatir el enrojecimiento e inflamación.

CR-TrésorParisien-14

 

Exfolia.

Seguramente tus labios son los primeros en sufrir debido a las inclemencias del tiempo;  y a pesar de que muy probablemente sí te encuentres exfoliando tu rostro un par de veces a la semana, estamos casi seguras de que exfoliar tus labios no es un paso constante en tu rutina de belleza. Por esto te recomendamos que para mantenerlos siempre suaves, muy lindos, y listos para aplicar tu lipstick favorito no olvides este paso que te ayudará a remover tanto células muertas, como molestos pellejitos para dar paso a una piel suave y tersa.

Utiliza una mezcla de una cucharada de miel orgánica con una más de azúcar mascabado, y frota suavemente en tus labios por unos minutos. Al final aplica un hidratante potente y disfruta de los labios más suaves que jamás hayas poseído.