¿Incluir aceite de argán en tu rutina de belleza? Te decimos porqué

77
- Publicidad -

Como dato cultural y únicamente para que lo tengas presente, el aceite de argán se extrae de las flores del árbol de Argán proveniente de Argelia –valga la redundancia– y a través de los años se han ido descubriendo sus grandiosas propiedades y activos en el mundo de la belleza.

Uno de los principales usos que se le ha dado a este óleo es en temas de pelo, ya que fortalece el cuero cabelludo, mientras le da brillo al resto de tu melena; así que si tienes las puntas dañadas o deshidratadas puedes aplicar un poco después del shampoo, o una vez que hayas salido de bañarte aplica unas cuantas gotas de medios a puntas. Si tu pelo se caracteriza por su frizz, entonces también puedes consentirlo con este aceite…

Publicidad

Como te habrás dado cuenta, el aceite de argán es un excelente hidratante, ya que es rico en ácidos grasos tales como los insaturados así que entre sus principales funciones está la de humectar considerablemente; por si fuera poco, dicho óleo tiene alto contenido de vitaminas, funciona como antioxidantes y previene los efectos de los radicales libres,  es por esto que aplicarlo constantemente en la piel será un factor clave para evitar la aparición prematura de los signos de envejecimiento y ayudará considerablemente a mejorar la apariencia y textura de la piel. Aunque si tienes ciertos problemas cutáneos, no olvides acudir a un especialista antes de comenzar a usar este aceite.

Dale la oportunidad a este aceite de conquistarte por lo menos unos cuantos días, pues seguramente después ya no lo podrás dejar ir.