Te decimos cómo determinar cuál es tu tipo de piel

60
- Publicidad -

Todos queremos tener una piel sana y linda; lamentablemente a pesar de que sigamos los pasos para cuidar de ella, la hidratemos, protejamos y limpiemos, en la mayoría de las ocasiones dejamos detrás uno de los pasos más básicos e importantes a seguir para construir unos buenos cimientos en nuestra rutina de belleza: saber qué tipo de piel tenemos.

Aunque no lo creas, la importancia de este paso es crucial para definir qué tipo de productos, ingredientes y cuidados son los mejores para proteger a nuestro órgano más grande; no obstante la realidad es que la mayoría de nosotros hemos caído en el error de  determinar erróneamente nuestro tipo de piel llevándonos a situaciones que no solamente llegan a agraviar los problemas existentes sino que incluso pueden traer condiciones nuevas. Por eso es que de una vez por todas te ayudamos a diagnosticar tu tipo de piel y cuáles son los cuidados que necesitas. ¿Lista?

Publicidad

 

best-toner

 

PRIMER MÉTODO

1.Comienza lavando tu rostro con un limpiador suave; si te encuentras usando maquillaje asegúrate primero de removerlo por completo. Seca con una toalla limpia y no te apliques ningún tipo de hidratante ni tratamiento; esto se trata de permitir a tu piel actuar normalmente sin la influencia de ningún agente externo, así que de ser posible apaga el aire acondicionado y no toques tu rostro.
2.Espera 30 minutos.
3.Examina tus mejillas, barbilla,nariz y frente buscando rastros de grasa.
4.Espera 30 minutos más.
5.Evalúa si tu piel se siente estirada o seca, sobretodo al momento de sonreír o realizar expresiones faciales normales.

RESULTADOS:

-Si tu piel se siente tirante y acartonada, entonces tu tipo de piel es seca. Si además puedes notar enrojecimiento o comezón, lo más seguro es que tu piel sea sensible.
-Si lograste notar algo de grasa en tu nariz y frente, entonces tu piel es combinación o normal.
-Pero si la grasa de tu piel se extiende hasta tus mejillas además de la nariz y frente, entonces tu tipo de piel es grasa.

 

SEGUNDO MÉTODO
Si te encuentras en un apuro y te urge diferenciar tu tipo de piel sin necesidad de lavarte la cara, entonces te recomendamos que tomes un papel secante y te encargues de pasarlo suavemente sobre tu rostro; ahora, revisa el papel a contraluz.
Si éste resulta con muy poca o nada de grasa, entonces tu piel es seca. Pero si resulta medianamente graso, entonces tu piel es combinación/normal. No obstante si el papel se encuentra empapado, entonces tu piel sin duda entra en la categoría grasa.

 

25448-skin-care-oily-dry-or-problematic-ho-1000x0-1

 

¿QUÉ HACER?
-Si tu piel se encuentra en la escala combinación es importante que siempre mantengas tu rostro bien hidratado; por lo que debes encontrar un hidratante que no sea pesado, pero a la vez sea suficientemente poderoso como para evitar que tus mejillas se resequen; un hidratante en gel de ingredientes no comedogénicos puede ser una excelente opción para ti. Mientras que la exfoliación suave y un tóner son básicos para balancear las distintas áreas de tu piel.

-Si tu piel resulta normal, felicidades, eres la envidia de absolutamente todas las personas. Gracias a la condición natural de tu piel no necesitas realizar cuidados extra ni adquirir productos especiales; simplemente recuerda lavar, hidratar y proteger tu piel del sol todos los días para mantener su jovialidad y salud.

-La piel grasa no solamente se caracteriza por el exceso de sebo y brillo facial, sino que muy seguramente tus poros se encuentran obstruidos y son bastante visibles; por lo que te recomendamos que te exfolies constantemente con un exfoliante suave para prevenir la acumulación de sebo en tus poros y ayudar a la regeneración de tus células.

Busca un hidratante especial para este tipo de piel y asegúrate de siempre usar productos oil-free.