5 cosas que debes dejar de hacerle a tu piel YA

135
- Publicidad -

¿Qué tanto estás cuidando tu piel día con día? Sabemos a la perfección que muy seguramente lavas tu rostro por las mañanas, usas algo de maquillaje y buscas remedios, sérums y cremas para “cuidar tu rostro”; sin embargo, puede ser que entre tu rutina diaria realices algunas acciones que en realidad se encuentren dañando por completo tu piel. Sigue leyendo para saber cuáles son y cómo combatirlas.

 

Publicidad

NO LAVAR TU ROSTRO

Como lo mencionábamos antes, muy seguramente lavas tu rostro en las mañanas; sin embargo, siendo honesta ¿lo haces también por las noches?

Lavar la piel al llegar a tu casa antes de acostarte es un must incluso si no usas maquillaje. ¿Por qué? Por las noches es cuando tu piel se encarga de llevar a cabo su proceso restorativo en el que las células se regeneran y se preparan para un nuevo día; sin embargo, si te vas a la cama con restos de contaminación, polvo, sudor, entre otros, este proceso no puede llevarse a cabo a la perfección como si tu piel se encontrara  perfectamente limpia; y allí es cuando granitos, arrugas y otras incomodidades en la piel suelen aparecer.

DESTACADA

 

NO USAR BLOQUEADOR

El bloqueador debería formar parte vital de tu rutina diaria no solamente en tu rostro, sino en el resto de tu cuerpo; y sobretodo en las manos y cuello ya que éstas son algunas de las áreas que suelen mostrar signos del envejecimiento con mayor rapidez .

Los rayos UV son culpables por distintos males comunes como envejecimiento prematuro, manchas solares, pecas o enrojecimiento, pero también son causa de enfermedades más graves como el cáncer; por lo que te recomendamos que apliques constantemente un bloqueador en tu rutina diaria incluso si el día está nublado. Hacer esto no solamente evitará que tu piel luzca sin vida y mucho más cansada y madura de lo que realmente es, sino que te protegerá impresionantemente contra una de las enfermedades más graves de nuestra era… y eso ciertamente no tiene precio.

MH46644-0

 

TOCAR CON LAS MANOS SUCIAS

De la misma manera en la que desde que eras chica siempre se te recomendaba lavarte las manos antes de comer, la realidad es que la higiene que debes seguir diariamente con tu rostro -y pelo- es la misma. Tocar tu piel con las manos sucias dará como resultado el traslado de bacterias y suciedad a tu delicado rostro, ojos y boca, terminando en el aparecimiento de granitos y más.

 

EXFOLIAR

Todos sabemos a la perfección que una buena exfoliación puede ser la clave para una piel brillante, joven y sin imperfecciones; no obstante, exfoliar constantemente, más de lo necesario y con materiales abrasivos puede llevar a la eliminación de los aceites normales y capas de protección de la piel, dejándola mucho más susceptible a infecciones, quemaduras o daño general.

Por eso, recomendamos que realices una exfoliación suave -preferentemente química en vez de física- únicamente de dos a tres veces por semana, seguida de un hidratante que se encargue de calmar y proteger a la piel; y por supuesto, como siempre, bloqueador solar.

 

FALTA DE HIDRATACIÓN

Uno de los mayores errores que cometemos, sobretodo nosotras con piel mixta o grasa, es el de pensar que dada la naturaleza de nuestra piel no necesitamos ningún tipo de hidratantes externos o tememos usar alguno por miedo a la aparición de granitos o imperfecciones. Sin embargo, la realidad es que absolutamente todos los tipos de piel necesitan esa capa de hidratación. De hecho, en distintas ocasiones, todo ese exceso de grasa que tu piel parece producir es el resultado de la falta de hidratación, buscando compensarla mediante la sobre producción de grasa. Por eso es que te recomendamos que nunca dejes de aplicar algún hidratante después de lavar tu rostro. Eso sí, busca siempre aquellos que se encuentren formulados específicamente para tu tipo de piel; es decir, si tu piel suele ser delicada, escoge un hidratante para pieles sensibles; o si tiende a ser mixta o grasa, opta por uno no-comedogénico de la misma manera que con tu protector solar.

MH46566-0