Limpiador de brochas casero…¡quedarán como nuevas!

694
- Publicidad -

Hacer que tus brochas queden más limpias que nunca se puede lograr si tienes los ingredientes necesarios y sabes cómo utilizarlos; la verdad es que hacer un limpiador casero puede ser mucho más fácil y económico. Solamente no debes olvidar que hay que desinfectar las brochas por lo menos cada 15 días, ¡y no dejar que pase más tiempo!, pues de lo contrario, tanto la suciedad como las bacterias, se quedan impregnadas en las cerdas y tarde o temprano esto traerá algún efecto negativo en tu piel.

Mientras tanto, esto es lo que necesitas:

Publicidad

– Shampoo de bebé o jabón para platos –debe ser uno sumamente suave–

-Agua destilada

-Alcohol de 70 grados.

-1 envase vacío con atomizador

El primer paso es añadir 50 ml en el envase o llenarlo con este líquido en un 75%; posteriormente vierte una cucharada del alcohol de 70 grados y una cucharada del shampoo o el jabón, depende de lo que hayas escogido. Si quieres darle un efecto suavizante a tus brochas, también puedes añadir a tu limpiador unas cuantas gotas de acondicionador; revuelve muy bien ¡y listo! ahora sí ya puedes limpiar tus brochas y dejarlas como nuevas.

Te recomendamos que cada vez que termines de usarlas coloques la brocha en un pedazo de servilleta y rocía sobre ella un poco del preparado  y has como si pintaras el papel con la brocha, repite este procedimiento hasta que no quede ningún rastro de maquillaje.

Nota: Este limpiador casero puede durar en perfectas condiciones unos cuantos meses.