¿Frizz? ¡te contamos cómo lidiar con él!

72
- Publicidad -

Una de las principales causas del frizz es la deshidratación y el uso excesivo de herramientas de calor tales como plancha, tenaza o secadoras de pelo, las cuales, aparte de facilitarnos la vida a la hora de peinarnos, también queman o maltratan de manera considerable a nuestra melena; así que toma nota a estos 5 consejos para que de una vez por todas puedas acabar con el pelo encrespado:

#1 Usa los productos adecuados 

Publicidad

Si eres propensa a tener el pelo encrespado, entonces procura no tener cualquier tipo de shampoo o acondicionador en tu regadera, y mejor utiliza alguno que sea específico para acabar con este problema.

#2 No laves el pelo todos los días

Sabemos que dejar de lavar el pelo por un día no siempre es cosa fácil, sin embargo, te recomendamos que lo hagas, pues de esta forma tu mismo cuero cabelludo irá generando ese ligero “cebo” que tu melena necesita para estar en perfectas condiciones; solamente no olvides utilizar un shampoo en seco.

#3 Evita secar tu melena con la toalla

Normalmente, cuando nos salimos de bañar, solemos secarnos el pelo con una toalla, así que evita esto a toda costa, pues lo único que estás logrando es fricción, justamente lo que ¡NO! queremos.

#4 Usa mascarillas 

Intenta usar algún tipo de mascarilla por lo menos una vez a la semana, ya que ésta ayudará a que tu pelo esté más hidratado y por lo tanto saludable ¡y sin frizz!

#5 Si vas a secarlo, ¡que sea por completo!

Sí, sabemos que ya te dijimos que el uso de la secadora no es lo más óptimo; sin embargo, no podemos negar que utilizarla a veces se vuelve indispensable, entonces, cuando lo hagas,  evita que quede algún mechón húmedo, es decir, debes secar todo el pelo por completo, pues de lo contrario es muy probable que se genere algo de frizz.

Y bueno, ya que estamos platicando de soluciones, también te recomendamos el tratamiento especializado en acabar con la fricción que se genera en tu pelo: el Brazilian Blowout en 730 Salón Boutique, el cual es un infalible que ¡sí o sí! debes probar.