Manicure en casa ¡te contamos la forma más divertida de lograrlo!

71
- Publicidad -

Esto es lo que necesitas, ¡toma nota!:

  • 2 bowls pequeños
  • 1/2 vaso con agua tibia
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1/2 limón
  • 2 cucharadas de miel de abeja
  • 1 lima de uñas
  • Una base de esmalte
  • Tú esmalte favorito
  • Aceite de almendras

 

Publicidad

Bueno, como te habrás dado cuenta lo primero que vamos a hacer es el exfoliante, así que en uno de los bowls añade el aceite de coco, la cucharada de azúcar, 10 gotas de limón y miel de abeja; mezcla muy bien hasta que quede una mezcla uniforme y deja reposar por 5 minutos; mientras esperas, mete tus manos en el otro bowl con agua tibia y unas cuantas gotas de aceite de almendras.

Ya que haya pasado el tiempo, coloca la mezcla desde las uñas hasta la mitad del brazo dando ligeros masajes en forma circular, espera unos 2 minutos y enjuaga muy bien con agua tibia.

Después de este paso, si quieres, puedes quitar la cutícula con un palito de naranjo, para posteriormente limar las uñas de la forma que más te acomode, pueden ser cuadradas o circulares; una vez que estén listas aplica la base de esmalte, deja que seque y ahora sí, pinta tus uñas con el esmalte de tu color favorito, de preferencia 2 capas nada más.

Lo más importante después de esto es que ¡NO HAGAS NADA!, literal, contrólate por 5 o 10 minutos y no muevas las manos, pues no me dejarás mentir que siempre que nos pintamos las uñas sucede alguna que otra desgracia; de esta forma podrás asegurarte de que el esmalte se haya secado por completo; si quieres que dure más días entonces puedes finalizar con una capa de fijador de esmalte.

¡Y listo! ahora sí estarás en estado zen y con unas manos perfectas, dignas de presumir