Previene la caída del pelo con estos consejos

93
- Publicidad -

La caída del pelo es uno de esos temas de belleza de los que poco se habla, especialmente entre mujeres ya que por lo regular llegamos a pensar que éste es un mal que aqueja solamente a los hombres; y que para nosotras, como mujeres, “quedarnos calvas” es prácticamente imposible. Y la realidad es que, como a absolutamente todas las personas, a nosotras -como un proceso natural del cuerpo- también se nos cae el pelo cuando nos bañamos o al cepillarnos; sin embargo, ¿qué pasa cuando estás perdiendo más pelo de costumbre? ¿Has notado como éste se ha ido adelgazando y tu melena ya no posee aquel volumen que solía caracterizarla? No te preocupes, te aseguramos que no todo está perdido y te compartimos algunos de los mejores consejos que hemos probado, para restaurar aquella vitalidad y fuerza que tu cuero cabelludo se merece. ¿Lista?

 

Publicidad

how-to-braid-short-hair-180041-1450491544-promo.640x0c

 

¡Relájate!

Ya sabemos que éste puede parecer un consejo vacío; ¿quién quisiera vivir en stress? La realidad es que este estado mental y físico no es uno que elijamos conscientemente, y en muchas ocasiones, ni siquiera nos damos cuenta a tiempo de que lo estamos viviendo. Sin embargo, si quieres evitar que tu pelo siga cayéndose, y que otros malestares comiencen a manifestarse, necesitas parar de vivir una vida de preocupaciones y stress. Te recomendamos que medites, practiques el mindfulness, que te tomes tiempo para hacer ejercicio, pero sobretodo que aprendas a determinar cuándo es tiempo para realizar trabajo y pendientes, y cuándo es momento de relajarte y descansar. Créenos que esto marcará un gran cambio en el estado actual de tu melena.

 

Nutre

Si de plano tu pelo sigue cayéndose en exceso y crees que tu mala nutrición podría estar empeorando el problema, es imperativo que comiences a cuidar y balancear lo que pones en tu cuerpo. Siempre opta por alimentos naturales sobre los procesados y lleva una dieta llena de frutas y vegetales para obtener los nutrientes necesarios. Sin embargo, también te recomendamos que busques un suplemento alimenticio sin rellenos sintéticos que contenga la combinación correcta de antioxidantes, nutrientes y aceites nutritivos para mejorar tu melena desde el interior.

 

Báñate con agua tibia

Por muy rico y relajante que puede parecer tomar una ducha con agua extra caliente, sobretodo durante el invierno, la realidad es que esta práctica es más dañina que benéfica. ¿Por qué? El agua caliente no solamente retira los aceites naturales de la piel y tu cuero cabelludo haciéndolos lucir resecos y sin vida, sino que también puede estresarlos dañando tus folículos capilares y promoviendo la caída temprana del pelo.

f2e97366_shutterstock_106626536.xxxlarge_2x

 

Trátalo con cuidado

Sabemos que puede parecer obvio, pero la realidad es que a pesar de que nos hayamos dado cuenta de que nuestra melena pierde más cabellos de lo normal, seguimos con nuestra rutina regular que muy seguramente está contribuyendo al problema. Así que te recomendamos que hagas pequeños cambios que, por muy sencillos que parezcan, ayudarán a tu pelo a recuperarse y evitarán que la gravedad del problema aumente.

-Nunca cepilles tu pelo mientras está húmedo. Ésta es la etapa en la que tu cabellera se encuentra más frágil, así que si lo jalas, solamente lograrás romperlo y tirarlo mucho más fácilmente. En vez de esto, cepíllate antes de bañarte para desenredarlo sin lastimarlo.

-No te hagas peinados apretados. Sí, aunque no lo creas, tu cola de caballo super tight solamente está contribuyendo al problema; así que trata de amarrarte el pelo solamente en ocasiones en las que sea sumamente necesario y no lo aprietes demasiado. ¡Recuerda dejarlo descansar por periodos de tiempo!

-Mantén las herramientas de calor al margen. En la medida de lo posible, trata de dejar que tu melena se seque al natural; sin planchas, secadora o tenazas que además de jalarla, la dañen permanentemente.

ferretti-bbt-s15-063

 

Masajea

Si tu pelo se encuentra adelgazado y frágil intenta masajear tu cuero cabelludo para incrementar el flujo sanguíneo y estimular los folículos. ¿Cómo? Compra una botella de aceite de ricino orgánico y combina tres cucharadas de éste con una de aceite de coco  y -con el pelo ligeramente húmedo- distribuye bien en toda la raíz. Masajea muy bien toda la cabeza por cinco minutos y cubre con una toalla caliente sobre una gorra de baño, y deja actuar por unas horas.

Realiza este tratamiento una vez por semana y, después de unas cuantas aplicaciones, verás los impactantes resultados.