La controversia del “Mom hair”

99
- Publicidad -

Todo comenzó con un artículo publicado en el sitio web del suplemento de moda The New York Times, el cuál lleva por título: “Mom Hair: It Exists. Now What to Do About It”, o sea “Pelo de mamá: Existe. Ahora qué hacer con él”. El texto habla sobre una tendencia de belleza en la que las mamás primerizas optan por hacerse un corte de pelo sobre los hombros durante los primeros meses de vida de su recién nacido, como una alternativa más fácil y práctica para su “nueva vida”.

Hasta este punto, esta teoría parecería tener cierta lógica —aunque no es que exista una ‘estadística’ confiable para asegurar su veracidad—; pero no es la temática del corte de pelo lo que desató la polémica en las redes sociales, sino la opinión profesional de un estilista llamado Juan Carlos Maciques, quien afirmó en la nota: “Lo veo todo el tiempo. Lo primero que que las nuevas mamás quieren hacer es deshacerse de su pelo. Se sienten terrible con sus cuerpos, y solo quieren volver a sentirse como ellas mismas de nuevo. Pero, con frecuencia, cortarse el pelo es un gran error”.

Publicidad

Probablemente Maciques haya dado su opinión más sincera, e incluso compartido las experiencias que algunas de sus clientas le hayan revelado, pero lo que hizo a este artículo tan criticado fue el hecho de que él, como hombre, haya dicho que una mujer se siente “terrible” después de dar a luz y que lo primero que quiere hacer al convertirse en mamá es cortarse el pelo. Además, el estilista con sede en Manhattan también dijo: “Podrías no tener todavía el peso que realmente quieres y la verdad es que el pelo largo puede ser una pequeña distracción. Cuando lo llevas corto, estás más expuesta. Hay literalmente, menos que ocultar”.

Entre las muchas críticas que recibió, destaca la de una blogger llamada Ashlee Gadd, quien escribió un artículo en respuesta y lo compartió con the Huffington Post, en el que afirma: “Llámame loca, pero cuando llego a casa del hospital, estoy preocupada por cuidar a mi bebé. Y cuando estoy cuidando a mi bebé, y no durmiendo, y adaptándome a mi nuevo cuerpo, puedo asegurarte, estilista, que cuando tenga ganas de pensar en un corte o cambio de color en mi pelo, voy a hacer lo que me haga sentir bien”.

El “mom hair” parece ser una más de esas tendencias que surgen en la red tras causar grandes controversias; pero en la vida real, queda a elección de cada quién si decide unirse a ella o simplemente esperar a que quede en el olvido.