Mitos y verdades sobre cómo logar una melena espectacular

71
- Publicidad -

Existen muchísimas historias y mitos urbanos sobre cómo cuidar nuestro pelo, incluso, muchas de estas teorías se han pasado de generación en generación; y aunque debemos agradecer la existencia de muchas, también es importante reconocer que hay una que otra que es completamente ¡FALSA!, así que para que tengas la certeza de qué hacer y qué no, te contamos los mitos y verdades de cómo lograr la melena que siempre soñaste.

#1 “Debes cortar el pelo máximo cada 6 meses”

Publicidad

VERDADERO: en efecto, con el paso del tiempo nuestro pelo suele dañarse de manera considerable y la orzuela aparece por más que intentemos evitarla, así que una forma muy efectiva de darle vida a tu melena es cortándola cada 2 meses o cada 6 como máximo. Sólo recuerda que esto no hará que te crezca, pues únicamente será un factor clave para que esté más saludable.

#2 “Cepillarlo demasiado ayudará a darle brillo”

FALSO: si lo cepillas más de lo necesario ten por seguro que no le darás brillo; en realidad el único resultado que notarás es que tu pelo, poco a poco, estará más maltratado y el frizz aumentará de manera considerable; así que intenta cepillarlo 2 o 3 veces al día, y si es con algún tipo de peine con cerdas gruesas ¡mejor!

#3 “No uses siempre el mismo shampoo”

FALSO: el pelo no tiene memoria, así que claramente no es necesario que estés cambiando de shampoo cada determinado tiempo; incluso, si encuentras uno que te encante y que te ayude a conseguir el pelo que siempre quisiste, entonces ¡quédate con él!

#4 “Lava tu pelo todos los días”

FALSO: de hecho, lavar tu melena todos los días puede ser poco saludable, así que la opción ideal sería añadir un shampoo en seco a tu rutina de belleza; aunque bueno, en realidad esto es algo que no podemos generalizar ya que depende mucho de cada persona, pues si tienes un pelo bastante graso, quizás sí sea necesario que lo laves diariamente.

#5 “Las herramientas de pelo son bastante perjudiciales”

VERDADERO: darle un uso constante a herramientas tales como plancha o secadora para pelo puede ser muy perjudicial, pues no sólo nos ayudan a conseguir el peinado ideal, también reseca nuestra melena de manera muy considerable, así que recurre a ellas sólo cuando sea necesario.