Lo que debes saber antes de cortarte el pelo

146
- Publicidad -

Si vas a hacerte un cambio radical…

 

Publicidad

Conoce la forma de tu cara

¿Ovalada, cuadrada, redonda, de corazón? La forma de tu cara tiene mucho que ver en el éxito o la desgracia de un corte de pelo. Tal vez en Taylor Swift se vea fabuloso ese corte, pero si tu cara es redonda y tu frente es reducida, podrías lucir con unos kilos de más. Busca inspiración en mujeres que tengan una forma similar a la tuya y pide asesoría a un experto para descubrir qué es lo que te va mejor antes de pasar la tijera por tu melena.

Domina la textura

Tú eres la única con la capacidad de saber cómo actúa tu pelo en situaciones de humedad, en lluvia, en clima seco, cuándo no lo lavas, etc… Si sabes que la humedad no es su mejor amiga y se acerca la temporada de lluvias, lo último que debes hace es un corte que te impida peinarlo.

Toma en cuenta tu estilo de vida

¿Lavas tu pelo diario? ¿Haces ejercicio? ¿Cuánto tiempo dedicas a peinarte? ¿Las herramientas de calor destruyen tu pelo con facilidad? Toma en cuenta todo ese tipo de factores y apuesta por un corte que se ajuste a tu rutina habitual de belleza, no uno que tenga que modificarla por completo.

 

 

Si solo es un corte de rutina…

 

¿Es necesario?

Regularmente te darás cuenta si ha llegado la hora de un corte cuando comiences a notar la aparición de orzuela o cuando ya no puedes peinarlo como te gusta. Aunque tu plan sea dejarlo crecer, los cortes son necesarios por lo menos cada dos o tres meses, así podrás mantenerlo saludable.

No lo laves

Si ya sabes que irás al salón de belleza a despuntar tu melena, sáltate el shampoo ese día, ya que te lo lavarán antes del corte y no hay necesidad de invadir tu cuero cabelludo dos veces en un mismo día.

Cortar tu pelo no hará que crezca más rápido

Esta es una confusión muy común, en algún momento alguien nos hizo pensar que cortar nuestro pelo era necesario para que creciera más rápido, pero la realidad es que solo crecerá más saludable porque estarás quitando las partes secas y muertas de tu melena.