El secreto para quitarte el esmalte de gel en casa

63
- Publicidad -

Desde que los esmaltes de gel llegaron a nuestras vidas, el manicure se ha vuelto una preocupación menos (por un tiempo) ya que podemos olvidarnos de él por unas dos o tres semanas… hasta que llega el día en que el crecimiento se nota demasiado, o comienza a caerse a pedazos, indicando que ha llegado el momento de ir al salón de belleza a retirarlo.

Arrancarlo, literalmente, no es la opción porque aunque es posible, el daño que estás haciéndole a tu uñas es demasiado. Pero hay una opción fácil y eficaz para evitar el viaje al salón de belleza y deshacerte del esmalte en un par de minutos, para lograrlo necesitas:

  • Lima de uñas
  • Removedor de esmalte o acetona
  • Aluminio
  • Algodón
  • Paciencia
  • Palo de naranja (lo encuentras en cualquier kit de manicure)
Publicidad

Ahora que tienes todo el material, siéntate con tu libro favorito cerca o prepera un capítulo de tu serie preferida y pon manos a la obra:

  1. Pasa la lima suavemente sobre toda la superficie de la uña, hasta que el brillo de tu esmalte haya desaparecido.
  2. Corta pequeños pedazos de algodón y remójalo en quitaesmalte o acetona —la acetona es más eficaz, pero maltrata más tu piel y uñas que el quitaesmalte. Coloca uno a uno los algodones remojados cuidando que cubra toda la uña y después envuelve cada dedo en aluminio.
  3. Espera 15 minutos y después retíralo. No te recomendamos hacer las dos manos al mismo tiempo porque tal vez te costará trabajo hacerlo en la segunda. A retirarlo, remueve el esmalte haciendo presión con el palo de naranjo.
  4. Si es necesario, repite el proceso una segunda vez para remover el color por completo.
  5. Al final enjuaga tus manos con agua tibia y aplica una crema hidratante en manos y uñas.