Malos hábitos que pueden arruinar tu tinte

145
- Publicidad -

1. No lavar tu pelo antes de ir a que te apliquen el tinte

Existe la creencia popular de que lo mejor es no lavarte el pelo el día que te vayan a aplicar el tinte para evitar la comezón en el cuero cabelludo, pero la realidad es que al lavarlo, estarás asegurando que el color penetre correctamente en cada fibra capilar.

Publicidad

 

2. No usar productos especiales para pelo teñido.

Este es uno de los errores más comunes, y es que muchas veces nos conformamos con usar el primer shampoo y acondicionador que encontramos en el supermercado, los cuáles pueden ser los culpables de que el color se deslave rápidamente. Lo ideal es que acudas al salón de belleza y compres un kit de lavado libre de sulfatos, parabenos, alcohol, tricosan, polisorbatos, fenoxietanol y dimeticona. Parece complejo, pero en relalidad hay muchas opciones para todos los presupuestos.

 

3. No proteger a tu pelo del calor

Si entre tu rutina diaria de peinado está el uso de herramientas calor como plancha o secadora, entonces deberías estar protegiendo a tu pelo del calor con una crema o spray especial para eso. Los principales daños por al no usarlo, van desde un tono deslavado e irregular, hasta puntas abiertas y resequedad.

 

4. No lavar tu pelo adecuadamente

Se dice que el agua es uno de los más grandes enemigos del pelo teñido, y mientras menos tiempo lo expongas a este elemento, mayor duración tendrá tu color. No queremos que dejes de bañarte, pero si que mientras lo haces trates de evitar quedarte parada bajo la caída del agua; solamente mójalo lo suficiente con agua tibia o fría para enjuagarlo.

 

5. Secarlo de manera inadecuada

Después de lavarlo con productos especiales para pelo teñido, y de enjuagarlo, exprime tu melena suavemente con tus manos y usa una camiseta vieja de algodón para secarlo, hazlo cuidadosamente y sin revolverlo en exceso.