¡Cuidado! Depilarte correctamente tiene su ciencia

57
- Publicidad -

Tener una piernas lisas o una piel sin vellos es fundamental para cualquier mujer; tal es el caso que la depilación se ha vuelto parte de nuestra rutina de belleza; sin embargo, existen ciertos aspectos con los que debemos tener un poco más de cuidado, pues de lo contrario podríamos lastimarnos o tener ciertas irritaciones en la piel.

Existen tres formas muy comunes de depilarnos, aquí los cuidados que debes tener en cada una de las tres:

Publicidad

#1 Rastrillo

Si no tienes mucho tiempo para hacerte una depilación más elaborada, esta técnica es fácil y muy eficaz; siempre y cuando uses el rastrillo adecuado, es decir, no compres el primero que te encuentres, si quieres que esas pequeñas navajas no te lastimen será mejor que escojas uno un poco más profesional. También es importante que recuerdes que el rastrillo debe ser único e intransferible, así que ¡por favor! no se lo prestes a nadie, ni uses el de alguien más, pues aunque es muy poco probable, pero podrías llegar a contagiarte de alguna enfermedad como la hepatitis; asimismo, intenta usarlo las menos veces posibles, ya que con el paso del tiempo el vello suele engrosarse de manera considerable.

#2 Cera

La cera es una maravilla si sabes en qué parte del cuerpo usarla; así intenta evitarla lo más que se pueda en la cara, principalmente en el bigote y las cejas , ya que si su uso es constante tu piel puede ir tomando flacidez, probablemente no te des cuenta ahora pero sí en unos cuantos años.

#3 Láser

¡Gracias a la tecnología que existe el láser!, pues no hay cosa más maravillosa que despedirte de esos pelitos para siempre; así que si has optado por comenzar tus sesiones ¡felicidades!, tomaste una muy buena decisión; sin embargo, es importante que cuando llegues a la cabina le digas a la señorita que lo haga con una frecuencia baja, pues más vale que tengas que ir en otra ocasión, a que tu piel se queme o irrite; también es importante que durante este tiempo evites el sol lo más que puedas y que el sunscreen se convierta en tu nuevo mejor amigo.