6 formas de blanquear tus dientes

222
- Publicidad -

1. Una forma natural y segura de hacerlo es enjuagarte la boca con vinagre de manzana y agua (dos partes de agua por cada una de vinagre). Aunque no notarás los resultados de inmediatos, es un hábito de higiene que a largo plazo protegerá y mantendrá tu sonrisa limpia y sin manchas.

2. Cambiar tu cepillo de dientes cada tres meses es una buena forma de mantener la higiene correcta en tu dentadura, además cada vez que consumas cítricos o bebidas que puedan provocar manchas como el vino tinto o el café, intenta lavarte los dientes o al menos enjuagarte con abundante agua.

Publicidad

3. Hace unos años se popularizaron las banditas blanqueadoras, las cuáles tienen el mismo ingrediente blanqueador que usan los odontólogos y que incluyen la mayoría de las pastas de dientes pero tienen un efecto más duradero. Se aplican dos veces al día por 30 minutos durante una semana.

4. Los blanqueadores en gel son una alternativa a las conocidas banditas blanqueadoras, según los expertos estos son mucho mejores ya que pueden distribuirse correctamente por cada parte de la dentadura, cosa que las banditas no hacen. Normalmente tienes que acudir con un dentista que te entregará unas guardas dentales a la medida de tu dentadura y tendrás que colocarlas junto con el gel mientras duermes.

5. Si lo que buscas es una solución rápida y muy notoria, entonces tendrás que acudir con un profesional. Una de las opciones que te ofrecerá será el blanqueamiento por fotoactivación (también llamado LED o luz azul), el cuál consiste en aplicar un gel en la dentadura para después pasar una luz ultravioleta que activará sus propiedades. El procedimiento dura menos de una hora y debes evitar comer alimentos que puedan manchar tus dientes por 72 horas.

6. Uno de los más recomendados por dentistas en la actualidad es el blaqueamiento dental combinado, el cuál es una mezcla del blanqueamiento por LED y el de gel.

 

Recuerda visitar a tu dentista con regularidad y consultar con él o ella cuál es el método más recomendable para ti.