¿Quién es el creador de las polveras?

155
- Publicidad -

Los inicios

La casa de Stratton inició en 1860 como fabricante de agujas para tejer, bajo el nombre de Stranoid. En 1923 crearon su primer estuche para polvo con piezas importadas de Estados Unidos, aún bajo firma Stranoid. En la década de los 30’s, la compañía cambió su nombre a Stratton. La reinvención de la marca trajo consigo un éxito sin igual, al grado que, para mediados de la década, Stratton producía la mitad de los compactos de la industria cosmética británica en su fábrica en Birmingham.

Publicidad

Stratton02

Los estragos de la guerra

En la década de los 40’s, durante la Segunda Guerra Mundial, los alemanes bombardearon cuatro de las cinco fábricas en Birmingham de la compañía y la producción tuvo que cesar. En 1946 reanudaron operaciones. Sin embargo, la escasez de comida y materia prima, implicó una baja producción. Por eso, usaban restos de aviones que ya no servían.

El éxito de la posguerra

En la posguerra, durante los años 50’s, llegó la cúspide del éxito. En esos años, el look pulcro y glamoroso de Hollywood, el renacimiento del amor por los cosméticos y el florecimiento de la industria, hizo de los compactos un must. Stratton introdujo entonces, su célebre mecanismo que mantenía el polvo suelto a salvo y se abría automáticamente al abrir el estuche. Patentado en 1948, el mecanismo estaba diseñado para prevenir que el mani se arruinara al abrir el estuche.

Para 1960, Stratton era la marca más reconocida del mercado. La compañía continuó innovando con las tendencias de la industria cosmética. La llegada del polvo compacto implicó nuevas patentes y modelos. El modelo Glamorizer estaba destinado al polvo compacto; mientras que el Convertible podía adaptarse al polvo suelto y al compacto. Así mismo, los diseños decorativos de las tapas comenzaron a crearse por artistas reconocidos.

Stratton01

El declive

Con la llegada de los años 70’s y el triunfo del look natural, el declive de la compañía comenzó. Durante los 80’s los compactos empezaron a estar fuera de moda y la demanda bajó. Sin embargo, Stratton adquirió a muchos de sus competidores que también luchaban por mantenerse en el mercado, como Kigu y Mascot. A pesar de ello, la marca no logró adaptarse al cambio y reposicionarse en la industria.

Stratton03

Para 1990, la compañía global había quedado reducida a un pequeño nicho de consumidores y cambió de propietario varias veces; hasta que en 1997 cerró sus puertas.

Recientemente, la compañía abrió nuevamente en Birmingham aunque a una escala muy pequeña. Actualmente, las partes se fabrican en maquiladoras fuera del Reino Unido y se ensamblan en Birmingham; aunque la calidad y el prestigio de la casa de Stratton prevalece.