Lo que debemos aprender de las millennials en materia de belleza

177
- Publicidad -

¿Tu primer smartphone llegó cuándo ya superabas los 20 años? Entonces definitivamente no eres una millennial. Pero antes de que empieces a pensar sobre el consumismo y el ego que definen a la generación, conoce algunos de sus secretos mejor guardados a la hora de comprar productos de belleza.

 

Publicidad

1. Sus iconos de estilo son mujeres como Emma Watson, Taylor Swift y Jennifer Lawrence mujeres independientes, feministas, sofisticadas, fieles a su estilo personal y alejadas de los escándalos.

2. Su marca preferida de belleza es sin duda Sephora, seguida de M·A·C, EOS Bath and Body Works, Urban Decay y Maybelline. ¿Qué tienen en común? Todas tienen una imagen fresca, entienden la importancia de las redes sociales y tienen una plataforma de venta en línea fácil de usar.

3. Cuándo llega la hora de comprar un nuevo producto, hacen una profunda investigación antes de acudir a las tiendas a probar el producto. ¿Cómo? Con sus video bloggers preferidas, quienes dedican sus días a probar cientos de productos de todo tipo, desde cremas y serums hasta ediciones especiales de maquillaje, esmaltes o productos para el pelo, de los cuáles dan su más sincera opinión y si cumplió o no con sus expectativas; así al llegar a la tienda ya tendrás todo un background de las propiedades de ese producto que están buscando.

4. Otra forma en la que les gusta probar es a través de las suscripciones a las llamadas “cajas de belleza”, a las cuáles solo necesitan suscribirse, pagar una muy razonable cantidad al mes, y recibirán en la puerta de su casa un kit con diversas muestras de productos sorpresa, así los podrán probar y saber si les conviene comprarlo.

5. Las millenials se toman el tiempo necesario para encontrar el precio más conveniente cuando se trata de hacer una compra, desde buscar en diferentes almacenes hasta buscar cupones o visitar la tienda en línea para ver si existe algún descuento en ese lipstick que tanto han buscado.

6. Otro de sus beneficios, es que dominan a la perfección las compras en línea y crean listas en línea (en las tiendas en línea o incluso en Pinterest) para saber qué es lo que desean y poder tener una jerarquía gráfica de lo que van a comprar primero.

7. Son fieles a los productos que les funcionan bien, sin importar la marca o el precio de este.