¿Por qué esta temporada debes cuidar mejor tu cuero cabelludo?

43
- Publicidad -

Hace poco te contamos que es totalmente normal que en la temporada otoñal nuestro pelo se caiga más debido a su ciclo de crecimiento y los cambios de estación, si quieres saber más sobre el tema no te pierdas esta nota.

Pero hay otra parte de tu cabeza que en esta temporada de clima seco y cambios de temperatura requiere especial atención: tu cuero cabelludo. Por más mascarillas y productos costosos que uses en tu pelo, el cuero cabelludo requiere cuidados únicos y especiales ya que de ahí podría surgir la caspa, caída excesiva, resequedad, fragilidad y grasa que con el crecimiento afecta a tu pelo.

Publicidad

Hay cinco pasos clave que debes seguir para un cuidado efectivo:

 

1. Limpieza

Una buena higiene es esencial, lavar tu cuero cabelludo correctamente (con las yemas de los dedos y masajeando con fuerza moderada) ayudará a a impedir que se acumulen impurezas y suciedad que después tapan los poros y no permiten que los folículos pilosos se nutran.

 

2. Los ingredientes correctos

Debes conocer cuáles son los ingredientes que ayudan a que tu cuero cabelludo se nutra. Por ejemplo, aplicar una mascarilla de yogurt natural con miel de abeja natural permite revitalizar, regenerar los tejidos y eliminar los gérmenes. O en caso de que tu piel y pelo sean muy secos, sustituye la miel por pulpa de aloe vera para una mayor hidratación. Lo más importante es que pidas una recomendación a tu estilista, ya que aunque tú veas tu pelo muy seco, tal vez tu cuero cabelludo sea muy grasoso.

 

3. Protégete del sol

A pesar de los días nublados, el cuero cabelludo requiere ser protegido del sol (si, al igual que el resto de tu piel). Evita exponerte por periodos largos a sol o si es muy necesario entonces usa un sombrero o un pañuelo sobre tu cabeza, así evitarás el quiebre y resequedad en el pelo.

 

4. Masajes

Cuando te bañes, asegúrate de tomarte unos minutos especialmente para masajear toda tu cabeza con las yemas de tus dedos marcando pequeños círculos, esto ayudará a estimular los folículos de tu cabello y mejorará la circulación de la sangre en tu cabeza.

 

5. Dieta

Como ya lo hemos dicho, todo surge del interior y de qué tan bien nutrido esté nuestro organismo, así que los alimentos tienen mucho que ver en este proceso de crecimiento del pelo. Alimentos como el salmón, la espinaca, el plátano, las ostras y las nueces de Brasil, entre otros, ayudan a que tu pelo esté sano y fuerte desde su nacimiento