Cuida tu piel como francesa

451
- Publicidad -

Un facial al mes

Es de lo más normal reservar un espacio al mes para hacerse un facial con alguna esteticista. Tienen una gran oferta de faciales por lo que pueden elegir el mismo todos los meses o cambiarlo según la necesidad que tienen en ese momento. Las francesas creen firmemente en la prevención por lo que es normal que desde los 15 años vayan a sus faciales con regularidad. Además tienen una rutina de cuidado de piel muy estricta en su casa.

Publicidad

 

Invierten en lo bueno

Buscan excelentes productos para cuidar su piel,  les importa mucho la calidad. Tienen una gran variedad de líneas de belleza francesas que ofrecen productos excelentes. Pueden elegir entre una gran variedad y son adictas a los productos que venden en las farmacias.

 

Aplican sus cremas con masaje incluido

Para imitarlas es muy importante que cada vez que apliques las cremas te hagas un masaje. Debes de empezar presionando a lo largo de la mandíbula en ambos lados de la cara y sube hacia las orejas. Luego con los dedos aplícala del centro de la cara (en la nariz) a los lados. Al final de las cejas hacia la línea del cabello. No seas ruda, es muy importante que estos movimientos sean suaves.

 

Menos es más

Cuidan tanto su piel que la mayoría de las veces luce luminosa y sana, así que evitan ponerse plastas de maquillaje. Por lo regular usan rimel y bálsamos en los labios. Muchas de ellas usan en la  piel algún humectante con color, una bb cream o un cc cream.

istock

Duermen boca arriba

Si duermes de un lado o bajo abajo la fricción de la almohada puede causar arrugas no solo en tu cara sino también en el cuello. Ellas lo saben así que evitan dormir así.  Además, las sábanas de seda crean menos fricción en la piel así que vale la pena invertir en ellas.

 

Envejecen con gracia

Las francesas no son tan fanáticas de las cirugías. Muchas veces prefieren lucir una piel hidratada y con arrugas que tener la cara estirada por tantas cirugías.  Por lo general las mujeres mayores no se achican y demuestran que tienen mucha confianza en ellas mismas .

 

Evitan el sol

Ellas no le fallan al protector solar, lo usan todos los días. No les importa si no ven ni un rayito de sol, son aplicadas y siempre que salen protegen su piel.

 

Una buena dieta

Las francesas comen muchas frutas y vegetales frescos, carne y unas cuatas copitas de vino. Evitan los azucares procesados y no se sirven porciones exageradas. El resultado de una buena dieta también se refleja en la piel.

 

Lavan su cara

No lo olvidan, todas las noches antes de dormir se lavan la cara. No importa que tan cansadas estén, este hábito las ayuda a que todas las cremas que aplican antes de meterse a la cama les funcionen mejor. Además, ellas saben que durante la noche la piel se repara así que si la piel no esta limpia las células perderán tiempo en repararse.

 

Las ventajas del vino tinto

Es normal ver comer a la francesas acompañadas de una copa de vino tinto. Normalmente, aunque hay sus excepciones, no toman en exceso pues saben que el alcohol deshidrata y hace que la piel se vea opaca.

 

No tienen prisa

Ellas saben que para que un producto funcione deben de ser contantes y además no esperan resultados de la noche a la mañana. Saben que los resultados los podrán empezar a ver después de 5 a 7 semanas de usarlos.

 

Si te interesa saber más sobre el tema te recomiendo estos libros:

French Women Don´t Get Facelift, de Mireille Guiliano

The French Beauty Solution, de la fundadora de la marca Caudalie Mathilde Thomas

istock