Carlos Huber, el perfumista que recrea momentos históricos en fragancias

321
- Publicidad -

Carlos Huber nació en la Ciudad de México el 22 de noviembre de 1980.  Estudió arquitectura en la Universidad Iberoamericana para luego mudarse a Nueva York donde estudió una maestría en Preservacion Histórica en la Universidad de Columbia.

Trabajó un tiempo con Ralph Lauren donde se encargaba de las tiendas con sede en edificios históricos. Siempre tuvo un olfato muy desarrollado y los aromas significaban mucho para él. Cuando conoció al perfumista francés Yann Vasnier y al mexicano Rodrigo Flores Roux se dejó guiar por sus conocimientos y creó Arquiste, una marca 100% mexicana con sede en Nueva York que tiene como objetivo transportarte a momentos históricos a través de fragancias.

Publicidad

Arquiste tiene un proceso meticuloso de creación. Cada fragancia está muy bien  analizada y llevada a cabo. Quizá sean los conocimientos de arquitectura o preservación los que dan un sello único a la marca, puede sea su amor por la historia o los aromas, pero lo que sí podemos asegurar es que lo que Huber realiza es una verdadera obra de arte. Él cuenta historias y lo hace de manera magnífica. Platicamos con el acerca de su vida y de Caroline’s Four Hundred, la primera esencia St. Regis hecha por Arquiste. Esto fue lo que nos contó.

Eres un arquitecto especializado en restauración ¿Por qué y donde surge tu pasión por los aromas?

Viene de familia. Mi papá siempre ha sido de esos señores que tienen a la mano su colonia. Yo siempre vinculo los perfumes de mis papás a ellos. Desde chiquito yo quería tener mi perfume, ya fuera el agua de colonia Sanborns o las mini muestras de perfumes que te encontrabas en el Duty Free. Siempre he tenido sensibilidad a los aromas, también en plan bueno y malo. Hay cosas que si no me gustan me parecen muy fuertes. Tenía un amigo que usaba un perfume y yo decía “Hijole por favor cámbialo, no me puedo concentrar jaja”. También influye el hecho de que he viajado mucho y he vivido en muchos lugares por lo que empiezo a notar diferencias en los aromas de cada lugar. Por ejemplo el olor de una ciudad junto al mar es distinta a la de una ciudad contaminada o una en el bosque. “Un día fíjense: si se paran afuera de Bellas Artes en las salidas de ventilación del metro, podrán notar que tiene el mismo olor que el metro de París porque las llantas de los trenes son las mismas en ambos países”. Creo que esta pasión de percibir los aromas siempre ha estado en mí. Cuando yo le dije a mi familia la idea de crear Arquiste, mi papá me dijo “tú siempre has sido sensible a los aromas. ¿Te acuerdas cuando fuimos a este hotel en Londres, el que te encantaba, el que siempre decías “huele muy bien” cada ves que entrabas?”. Para la única persona para la que tenía una relevancia ese olor era para mí.

¿Cuál crees que sea la relación entre arquitectura, restauración y perfumería?

Tiene que ver mucho la experiencia. La arquitectura y la restauración tienen como meta final generar experiencias. Cuando tú entras a un edificio, tienes experiencia de confort, de protección, de inspiración  dentro de un espacio. La restauración trabaja cómo traer al futuro algo que viene del pasado y al mismo tiempo crear una conexión con la persona. Lo que se quiere en una restauración es valorar que ese espacio ha permanecido ahí por alguna razón u otra. Por otro lado, el perfume es una cuestión de memoria olfativa, es la experiencia de una persona, de un lugar, de unas vacaciones  y al final todos son procesos meticulosos, muy detallistas. Cuando haces un proyecto arquitectónico puedes hacer un boceto a gran escala pero al fin y al cabo debes pensar en los detalles como: dónde ira el switch de la luz o la terminación de un sofá. El perfume es así, tú puedes decir “Yo voy a hacer un aroma para los hoteles St. Regis pero debes hacer un trabajo sumamente pulido y creo que algo que me gusta mucho de Rodrigo, el perfumista con el que trabajo, es que juntos hacemos perfumes bien hechos, terminados y balanceados, tienen una parte muy arquitectónica en ese sentido. No hay nada que salga de una composición. Eso lo adquiero de mi formación como arquitecto, el querer que todo quede en perfecto balance.

¿Nos puedes contar sobre un aroma de tu infancia que recuerdes con alegría?

Cuando yo huelo nardos, huele a casa de mi mamá. El agua de colonia Sanborns es algo que siempre he tenido presente en mi. La sigo usando, para la cama y para planchar. Es icónico para mí de México, me gusta y estoy orgulloso de ello. Cuando viajo a México con extranjeros, al oler aromas como el agua de colonia Sanborns les digo “mira huele esto, es de muy buena calidad”.

¿Qué poder tiene un perfume en el estado de ánimo?

Enorme, mucho más de lo que creemos. Es un poco a veces como el calor o el frío o como cuando alguien tiene hambre y se pone de mal humor. Es así, a veces el aroma puede hacer eso, ponernos de buenas o de malas. El aroma importa muchísimo y la gente cada día se da mayor cuenta de eso. St Regis se da cuenta ahora de la memoria olfativa de sus huéspedes. Por eso queremos crear una identidad global, que la persona se sienta en su casa a todas las partes a las que viaje. Queremos crear esa sensación de “Ahhh ya llegué a casa”. Este perfume está muy bien vinculado con México por la onda floral.  En México nuestra cultura es de flores frescas: los nardos, las gardenias, el huele de noche. Eso es muy mexicano, a mí me gusta mucho la herencia aromática de mi país. Las flores en México siempre han tenido un valor muy fuerte. Las especias  y la cocina mexicana también es una gran inspiración. Hay muchas fragancias que he creado que que han estado inspirados en olores de México como Flor y Canto.

Flor y canto significa poesía en Nahuatl. Es una metáfora pues los aztecas no tenían una palabra para la poesía. Era Incuicatl Inxochitl que era flor y canto. Esta fragancia tiene nardos, magnolia y puras flores mexicanas.

flory

Nos puedes relacionar los siguientes estados de ánimo con una nota.

Alegría- Jacinto

Tristeza– No tiene aroma, no huele a nada. Es una ausencia de aroma.

Relajación– Generalmente se vincula mucho con la Lavanda. Personalmente, a mi la vainilla me relaja mucho.

¿Qué momento histórico has disfrutado más recrear?

El de St Regis es muy padre y bonito y lo he gozado mucho porque fue muy directo. Encontrar la historia era complejo pues no sabía en que parte de la familia Astor me quería enfocar, si en las primeras historias del hotel St Regis de Nueva York en la época dorada, en su casa en el campo, en sus viajes a Europa o en la señora Astor( fundadora del hotel junto con su hijo John Jacob Astor IV). Me decidí por Caroline Astor porque me dijeron que a ella le gustaban mucho las flores, los rituales del té y de champagne. Investigando encontré una crónica en una revista social de la época de los 20´s . Narraban el baile anual de los Astor, quién iba, qué vestidos llevaban, cuál era el menú, la música, pero también cómo estaba decorada la casa  y que flores usaron para decorar. Meticulosamente describía en qué cuarto había qué flores. Al final subrayando, tenía un listado de flores e ingredientes que dije “Este es el perfume” No había mucho más que rebuscar y me encanta cuando las cosas salen limpias . Por eso es una historia que disfruté mucho contar. Cuando salen las cosas así piensas que en realidad el proyecto era para tí. La idea de hablar de flores en relación con la hospitalidad  está muy bien conectado. Me gusta que los ingredientes que están en el perfume, también lo están en la historia, no hay nada inventado.

¿Cuáles son las principales notas del perfume?

Rosas rojas, jacintos, narciso, azucenas, claveles, ramas de cerezo, membrillo y manzano. Tiene unas notas de palmeras y hojas verdes ( se usaban muchas palmeras en los pasillos y mini invernaderos que tenían en el hotel). También contiene maderas exóticas como caoba, roble, pino.

caroline

¿Nos puedes contar sobre el momento histórico del perfume?

Todo gira en torno a un baile que se da el 29 de enero en 1900. Ella recibía a la gente en el salón principal donde había bases enormes llenas de rosas rojas. Cuando llegaban los invitados, se les acompañaba por los pasillos donde había ramas de cerezas, de membrillo y de manzano. Llegaban a la sala de baile donde tenían, aparte de las rosas, azucenas, jacintos, narcisos y ahí se daba el baile de la sociedad. El perfume que hize en colaboración con el St Regis se llama Caroline´s Four Hundred. Four Hundred porque es la historia mítica de los NY 400. Eran las 400 personas de Ny que Caroline consideraba la alta sociedad. Ella decidía quien entraba a la fiesta pues ella era de las familias mas viejas y tenía un gran nivel de aristocracia. Esta fragancia estará en todos los St Regis del mundo. Es increíble pensar que un solo aroma estará en climas y entornos completamente distintos.

¿Qué sentimientos esperas que tenga la gente al oler esta nueva fragancia?

Estamos hablando de un baile, de una fiesta, creo que es un aroma que tiene mucha vida, dinamismo y queremos comunicar una experiencia feliz. Creo que se siente lujosa y versátil pues podemos hablar de un perfume que estará tanto en Moscú como en Punta Mita. A mi me gustaría como mexicano, que la gente diga “Ohh este es el perfume del mexicano”. Personalmente, que en todos los hoteles St Regis del mundo haya algo de lo que podamos estar orgullosos, que sea una creación 100% mexicana, se siente padre. Aunque la marca Arquiste esté basada en Nueva York, es una marca mexicana.

¿Qué es lo que mas disfrutaste de este proyecto?

Ha sido un proceso muy padre pues hemos colaborado todos muy bien. La importancia que le está dando St Regis es algo que a mi me hace sentir orgulloso y cómodo con la marca.

arqui

St Regis es muy cuidadoso con las personas con las que se alia y con las marcas con las que tiene asociaciones. Carlos Huber comparte muchos de los valores que tiene St Regis en el sentido de elevar la experiencia , la atención a los detalles y la pasión por contar historias. Carlos se dedica a rescatar esas historias, a valorarlas y a que las generaciones actuales sepan lo valioso que es preservar .

La fragancia y la vela ya están a la venta en St Regis boutique on line y físicamente los podrás encontrar en la boutique del hotel a finales de octubre. Costarán 85 dls.