Lights & shades, la base del maquillaje

138
- Publicidad -

Todo lo que vemos está regido por el efecto de luz y sombra. Toda la profundidad se marca por oscuridad mientras que el volumen y lo que resalta,  se acentúa por la claridad e iluminación. Bajo esta regla vive el maquillaje.

Para esas ocasiones donde lo que buscamos es que la nariz se vea afinada, los ojos más grandes, los labios carnosos, los pómulos resaltados y la cara más afilada, la opción es trabajar con el contouring. La regla de oro es “por cada sombra hay una luz”.

Publicidad

Si buscamos afilar la nariz, maquillamos con sombra oscura los costados y aplicamos un iluminador a lo largo de ella; si queremos unos labios con efecto 3D utilizamos un lipstick más oscuro en las comisuras y al centro un tono más claro, incluso hasta con un poco de iluminador para un mayor efecto.

Esta técnica funciona para el contouring de toda la cara, para resaltar los ojos y cejas, nariz, mentón y todo lo relacionado con el maquillaje. Para ello, te recomendamos el Shade + Light Contour Palette de Kat Von D, el Pro Sculpting Duo de Make Up For Ever y el Step by Step Contour Kit de Smashbox.

Para obtener mejores resultados debes contar con una buena brocha o pincel. Te recomendamos el Contour Brush de NARS y la Shade + Light Contour Brush de Kat Von D.

En esta temporada donde los pómulos tienen protagonismo y los iluminadores rigen nuestros looks, un contouring difuminado y sin sobrecargas es nuestro mejor aliado.

 

Por Ximena Serrano de IDIP