Tu peinado podría estar arruinando tu pelo

68
- Publicidad -

No limpiar tus herramientas
Aunque te dé flojera es necesario que limpies con regularidad tus cepillos, peines, plancha, tenaza, y todas herramientas que uses con regularidad. Y también debes tener cuidado con que los productos que uses en tu pelo no estén caducados.

 

Publicidad

Peinados apretados
Puede que una cosita de caballo ultra ajustada sea lo más chic para la primavera, pero no exageres en la presión porque además de un terrible dolor de cabeza te enfrentarás a la caída y ruptura de tu pelo.

 

Dormir con sábanas y almohadas de algodón
Es mejor invertir un poco más y usar una almohada de seda o satinadas, porque el algodón deshidratará tu pelo.

 

Pasar mucho tiempo en el sol
Cuando sabes que estarás mucho tiempo bajo los rayos del sol debes usar un producto con FPS , sí, también en el pelo. Puedes encontrarlo en distintas presentaciones como acondicionadores, cremas para peinar, mascarillas, etc…

 

Secar tu pelo con una toalla
Y debes evitarlo aún más si tu pelo es ondulado o rizado porque tiende a ser más seco, y al pasar la toalla sólo lo secarás más, en lugar puedes unsar una toalla de microfibra o un paño de algodón.

 

Forzar los nudos
Cuando tienes el pelo largo los nudos son tu peor pesadilla, puedes pasar horas tirando de tu pelo con el cepillo y acabar por romperlo. Usa un cepillo que tenga una especie de cojín bajo las cerdas, así lo podrás desenrredar más fácilmente.

Getty Images
Getty Images

 

Mala alimentación
Las claves para tener un pelo sano y brillante es tomar mucha agua, y comer alimentos con vitaminas A, C y E.

 

Lavar de más
Esto depende totalmente de tu tipo de pelo y cuero cabelludo; hay quien puede lavarlo diario sin ningún problema, pero aquellas con pelo muy delgado y con tendencia a electrificarse el exceso de shampoo puede empeorarlo.

 

Teñirlo con frecuencia
Lo normal es retocar las luces y raíces cada cuatro o seis semanas, pero si amas estar cambiando radicalmente su color con frecuencia, tu melena sufrirá muchos daños.

 

Olvidarte de tu cuero cabelludo
Cuando te laves el pelo pon especial énfasis en la cabeza, masajeando muy bien con las yema de los dedos cada parte de tu cabeza, así te olvidarás de la caspa y la grasa.